Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 29 de septiembre de 2014

El presidente del Consejo Superior de la Judicatura, magistrado Francisco Ricaurte, ahora sí debe dejar el cargo luego de que quedara en firme la nulidad de su elección.

El Consejo de Estado rechazó una solicitud de nulidad que había presentado la directora Ejecutiva de la Administración Judicial, Celinea Oróstegui, por improcedente.

Con ponencia de la magistrada de la Stella Conto Díaz del Castillo, la Corporación consideró que dicha petición de nulidad fue temeraria y basada “en aseveraciones apartadas de la verdad que pudieron inducir en error para convencer al despacho a decretar una nulidad inexistente”.

En ese sentido, el Consejo de Estado multó a Oróstegui con $3millones y le compulsó copias ante la Fiscalía General de la Nación y el Consejo Superior de la Judicatura para que se investigue los delitos y faltas disciplinarias en las que habría incurrido. Oróstegui había presentado la nulidad luego de estimar que no había sido notificada del proceso de nulidad contra Ricaurte para poder intervenir en el proceso.

Con esta determinación el magistrado Ricaurte tendría que dejar el cargo, aunque cabe la posibilidad de que Oróstegui presente un recurso de súplica.

La Sala Plena del Consejo de Estado anuló la elección de Ricaurte por 17 votos contra cinco, el pasado 25 de junio. Ese día, la Sala Plena derrotó la ponencia de la magistrada Susana Buitrago, quien lanzaba un salvavidas a Ricaurte, decretando la nulidad de su elección, pero solo hasta que el Congreso regulara el tema de la elección de los magistrados de las Altas Cortes.

La demanda de nulidad fue interpuesta por los juristas Rodrigo Uprimny, Ramiro Bejarano y Cecilia Orozco, argumentando que la Corte Suprema de Justicia actuó de forma irregular al elegir a Ricaurte, ya que él, cuando hacía parte de esa Corte, participó en la elección de varios de los juristas que terminaron eligiéndolo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.