Alexadra Ruiz Castillo Jueves, 23 de julio de 2015

Sin liquidez, los más afectados serían los agricultores que siembran arroz en regiones como Huila, Tolima y los Llanos Orientales que cuentan con que sus producciones se paguen de contado. Además, si la compañía tuviera que afrontar el embargo no podría realizar pagos a proveedores, empleados e incluso tendría dificultades para asumir su carga tributaria. 

Por ahora, la organización sigue trabajando con sus abogados para hacer valer sus derechos como el caso de la presentación oportuna del recurso de reposición rechazado por la Superintendencia de Industria y Comercio, aunque las instancias comienzan a agotarse.