Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Miércoles, 8 de julio de 2015

Los 27 milímetros de diámetro,  30 milímetros de altura, la textura resbaladiza que no se disuelve fácilmente en la boca y la población objetivo, fueron los cuatro factores que encontró la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para  prohibir desde hoy la “importación, producción y venta de minigelatinas en cápsula”, tal y como lo aseguró el supertintendente (e),  Felipe Serrano.

La ingesta de este producto ya dejó otras dos víctimas, de 8 y 10 meses de nacimiento, a quienes la asfixia y broncoaspiración les dejó secuelas neurológicas.

De acuerdo con el presidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría, Nicolás Ramos, el problema con estos productos es que son muy atractivos,  pero exponen a los niños a la muerte, sobre todo menores de tres años.

“El problema en Colombia es que no está la cultura de revisar los tarros de los alimentos para mirar las advertencias antes de dárselos a los niños, así que una advertencia en la etiqueta no serviría de mucho” y agregó “hay que recordarle a los padres que cualquier agente extraño en las vías respiratorias de un menor puede volverse en una grave obstrucción”.

Los doctores Hernán Robles y Álvaro Jácome habían dicho en su documento ‘Alerta por consumo de Gomas, Gelatinas, Gellys y Gells’ que “el producto en la forma como es comercializado, lleva al usuario a consumirlo en un solo bocado creando riesgo de asfixia en niños de corta edad por su especial tamaño y textura”.

Serrano invitó a los padres a no comprar estos productos y denunciar la distribución de marcas como Shiflis, Mini Frutty Gels y 24 siete, que se pueden comprar por $200 y $300 por unidad en tiendas y supermercados. 

Para los comercializadores, importadores y productores de los geles saborizados, Serrano advirtió que deben suspender  sus actividades, so pena de que les sean impuestas multas por 1.000 salarios mínimos o $644 millones. Las empresas que quedaron en la mira por la importación del producto, principalmente de origen chino, son Comercializadora Seul, Comincol, Administración de Recursos y Oportunidades (Adro), y Comercializadora Gummycol, que no quisieron dar declaraciones.

En  un plazo máximo de tres días las empresas deberán entregar un inventario completo de los productos para detallar el número de lote al que corresponden, establecer el lugar donde permanecerán mientras transcurre el término de la prohibición, así como quién fue designado el responsable institucional de su custodia.

Además, las compañías tendrán cinco días para que pongan en conocimiento a “toda su red de distribución” sobre la decisión.

El ente regulador estableció 15 días para recibir información e inquietudes de las partes interesadas en la importación, producción y comercialización de minigelatinas, así como de casos de víctimas en los que se presentó afectación a la salud por el consumo del producto, pues en 60 días, la entidad encabezada por Pablo Felipe Robledo tendrá una decisión definitiva sobre qué sucederá con los productos que permanecen en el país. 

Antecedentes
Esta no es la primera determinación que se toma en el mundo. De hecho hay antecedentes internacionales en Estados Unidos y la Unión Europea donde se encuentra prohibida la venta y producción de minigelatinas en cápsula.

En la Comunidad Europea consideraron que la advertencia en la etiqueta no era suficiente para prevenir los riesgos a la salud de los niños por el consumo del producto. 

Las opiniones

Felipe Serrano
Superintendente de Industria y Comercio (e)

“La medida cautelar prohíbe la importación, fabricación y comercialización de minigelatinas en cápsula y su desacato acarrea multas de hasta $645 millones, sin perjuicio de más medidas a las que hubiere lugar”.

Nicolás Ramos
Pte. de la sociedad colombiana de pediatría

“El problema en Colombia es que no está la cultura de revisar los tarros de los alimentos para mirar las advertencias antes de dárselos a los niños, así que una mención en la etiqueta no serviría de mucho”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.