Diario Financiero Sábado, 25 de agosto de 2012

Apple se anotó una importante victoria frente a Samsung en Estados Unidos. Es que la corte de California, tras 21 horas de deliberación en tres días, determinó que la firma coreana infringió varias patentes de Apple de sus dispositivos móviles como el iPhone y el iPad.

El fallo se produjo luego de un acucioso estudio de cada una de las partes que componen los teléfonos de ambos litigantes. En ese contexto, la corte determinó que Samsung infringió patente de la firma de Steve Jobs en las pantallas touch en múltiples puntos y navegación; en el diseño de la superficie frontal oscura y los íconos.

Otras patentes que fueron violadas, según el fallo, fueron las de las funciones 'pinch to zoom' y 'tap to zoom'.

La corte estableció que algunos equipos de Samsung como Galaxy Ace, Infuse 4G,Galaxy S II, Galaxy Tab, Nexus S y Epic 4G.

Por ello, el jurado de la Corte de San José decidió además que Samsung deberá pagar a Apple US$1.051 millones en compensación por la infracción de esas y otras patentes.

El fallo es considerado por los expertos como una victoria mayúscula para Apple que levantó la voz a nivel mundial, acusando a su rival de Corea del Sur de copiar sus equipos.

Apple y Samsung son los principales actores del mercado de smartphones que mueve anualmente unos US$220.000 millones, según estimaciones de Bloomberg Industries.

Cabe recordar que Apple entabló la primera demanda contra Samsung en abril de 2011 y la coreana posteriormente la contrademandó, iniciando una guerra en tribunales en países como EEUU, Corea del Sur, Alemania y Australia.

Esta resolución se conoce luego que precisamente un tribunal de Corea del Sur determinara que tanto Apple como Samsung han infringido algunas de sus respectivas patentes en sus dispositivos móviles, lo que conllevará el pago de daños y la retirada del mercado de algunos productos con esas tecnologías.

El tribunal impuso una multa a Apple de 40 millones de wones (unos US$35.300 ) por infringir dos patentes de Samsung, el mayor fabricante del mundo de teléfonos móviles, según la sentencia que recoge la agencia surcoreana Yonhap.

Sin embargo, la corte de San José, California, determinó que Apple no violó ninguna patente de su rival coreana. Según agencias, Samsung rechazó los cargos y contraatacó con otra denuncia el año pasado en la que dijo que Apple había apropiado sin autorización su tecnología de telecomunicaciones 3G y algunas características de la cámara de fotos para teléfonos, entre otras, una infracción de patentes y pagos derivados que se valoró en más de 600 millones de dólares.

El jurado alcanzó su veredicto después de 22 horas de deliberaciones distribuidas en tres días, que según la prensa estadounidense ha sido una decisión rápida teniendo en cuenta la complejidad del caso.