Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 4 de marzo de 2013

El Gobierno confirmó, a través de un comunicado emitido por la Presidencia de la República, que en la mañana de este domingo viajó a La Habana (Cuba), una delegación compuesta por el presidente del Senado, Roy Barreras, y miembros de las Comisiones de Paz del Congreso para sostener reuniones con los representantes de las Farc.

“La delegación sostendrá reuniones durante dos días en La Habana con el fin de discutir la visión del Congreso de la República sobre las víctimas del conflicto, y en general, sobre este proceso para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, dice el texto. 

 
Según la Casa de Nariño, la delegación cuenta con la debida autorización del Gobierno Nacional para entablar un diálogo directo con el grupo guerrillero, en el que además se abordaría una propuesta especifica frente una eventual participación política del grupo guerrillero, la cual le apuntaría a las elecciones legislativas del 2014. 
 
“Las Comisiones de Paz han cumplido un papel importante en el proceso de paz, organizando, ente otros, las Mesas Regionales de Paz, que próximamente instalarán un nuevo capítulo en las regiones sobre el punto de víctimas del Acuerdo General de agosto de 2012”, agrega el comunicado. 
 
En el grupo de parlamentarios, encabezado por Barreras, también están el representante a la Cámara por el Partido Verde, Alfonso Prada; la senadora del Partido Comunista, Gloria Inés Ramírez; el representante liberal Guillermo Rivera; el representante de Bogotá, Iván Cepeda, y el senador Juan Mario Laserna. 
 
Según el 'Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera', el segundo punto de discusión entre el Gobierno y las Farc es la 'Participación política'. 
 
En este punto, se entrarían a analizar; por ejemplo, temas como los derechos y garantías para el ejercicio de la oposición política en general, y en particular, para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma de un acuerdo general. 
 
Para el analista politico, Daniel Espejo, el Gobierno sabe que para agilizar las negociaciones debe poner toda la maquinaria que se tenga. En este caso y a pesar de que aún no se ha superado el tema agrario, ir adelantando las dicusiones en el segundo punto es una buena estrategia. 
 
“Puede ser apresurado ya comenzar a hablar de participaciôn politica cuando aún no se han llegado a acuerdos en el primer punto, pero al mismo tiempo es una buena estrategia”, aseguró.
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.