Colprensa Martes, 21 de agosto de 2012

Óscar Rodríguez, abogado del general en retiro, Mauricio Santoyo, aseguró que su cliente reiteró su disposición de colaborar con la justicia estadounidense.

En declaración a los medios explicó: "él tiene que decir la verdad, toda la verdad. La verdad no se da por compartimentos y ese es el compromiso. Y eso no quiere decir que va a vincular a personas que no están involucradas y que son inocentes… Este es un proceso responsable y delicado".
 
El lunes, el general (r) aceptó ante una corte de Virginia en Estados Unidos de "conspirar con las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc)" entre 2001 y 2008.
 
El jurista indicó que podrían darse interpretaciones diferentes en Colombia y en Estados Unidos de la actuación del oficial retirado. "No es que vaya a dar justificación … Hay ciertas maneras de tratar con organizaciones en diferentes lugares, en diferentes maneras y diferentes ocasiones. Por lo regular, a las organizaciones que en general le pueden dar información a la Policía son las organizaciones del crimen, así ellos cogen su información para poder implementar la paz y para poder muchas cosas. En el curso de eso, el general (r) tuvo contacto con esas personas, hay ciertas acusaciones que vienen posteriormente a eso, de ciertas aleaciones que dan actos no legales o de interpretaciones no legales".
 
Argumentó que el hecho de que haya aceptado sus nexos con grupos al margen de la ley no quiere decir que Santoyo esté vinculado al narcotráfico. "Si usted está negociando con esas personas para mantener la paz … es parte del trabajo que se desempeña como Policía".
 
El abogado Rodríguez no descartó que Santoyo pueda incluso recibir la opción de la libertad condicional, depende de la manera en que las autoridades estadounidenses evalúen sus declaraciones.
 
"En los Estados Unidos, en este momento él está encarcelado, ese tiempo no se pierde. Es posible que le den cárcel o la libertad condicional, pero esto es prematuro y se conocería el 30 de noviembre", fecha en la que sabría la condena por aceptar cargos por ese delito.
 
La defensa desmintió ciertos acuerdos adicionales que haya pactado el general retirado con Estados Unidos y dijo que la "negociación que hizo es estratégica".