Colprensa

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co Martes, 17 de abril de 2018

Santrich fue alertado por un contratista de la Unidad Nacional de Protección, quien es desmovilizado y hace parte de la Comisión Técnica Nacional de Seguridad.

La captura del exguerrillero de las Farc Seusis Hernández, más conocido como Jesús Santrich, sorprendió por diversos factores y hay que sumarle uno que evidenciaría una fuga de información de desmovilizados que hoy hacen parte de entidades públicas.

De acuerdo con la información recolectada por RCN Radio y La FM, Santrich fue alertado por un contratista de la Unidad Nacional de Protección, quien es desmovilizado y hace parte de la Comisión Técnica Nacional de Seguridad, creada para hacer la coordinación de los esquemas de protección de los miembros del hoy partido político.

Su nombre es Fabio Borges y las autoridades judiciales se encuentra adelantando las labores pertinentes para determinar cuál fue la falta en la que incurrió el contratista con la advertencia sobre la captura a Santrich. El futuro de Borges depende en este momento de la Fiscalía General de la Nación, para lo cual, la UNP espera definición.

De acuerdo con la información recogida por las emisoras mencionadas, no se conoció sobre un plan de fuga del exlíder guerrillero hacia Cuba, tras conocer su orden de captura, así como tampoco se evidenció que el esquema de seguridad del que goza Santrich estuviera al tanto de las actividades por las que fue capturado y hoy investigado el exguerrillero.

En días pasados, el alto comisionado de paz, Rodrigo Rivera, aseguró que el Gobierno Nacional le informó al partido político Farc las motivaciones judiciales que se tuvieron para ordenar la captura del exjefe guerrillero y representante electo al Congreso de ese partido, Jesús Santrich.

Rivera manifestó que en diálogo con la dirección del partido político “les explicamos el alcance de la decisión, les explicamos que Colombia es un Estado de derecho y que debemos cumplir”.