Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co jueves, 6 de agosto de 2020

El hecho se conoció por la filtración de documentos sensibles del proceso, en donde estaría involucrado el senador Jonathan Tamayo

La firma Ratsel dio a conocer una auditoría donde demuestra que hubo una filtración de información de un proceso licitatorio de la Electrificadora del Meta (Emsa) que tenía un valor de $16.000 millones.

El hecho se presentó mediante el envío de documentos sensibles del proceso a correos electrónicos personales y de información estratégica de uno de los oferentes dentro del proceso a un tercero por parte del Gerente Comercial, Wilson Patiño.

De acuerdo a la auditoría forense de la firma, Patiño habría enviado 81 mensajes electrónicos entre el 25 de agosto de 2019 y el 14 de mayo de 2020 con información clasificada del proceso licitatorio.

De los 77 correos enviados 11 presentan relación directa con el proceso de contratación No. 066 de 2020; cinco corresponden a información de Sypelc relacionada con base de datos de personal, pago de seguridad social, consolidado de facturación de lectura y reparto, y seis correos corresponden a información relacionada con el Documento Base de Invitación.

Estos correos terminaron en la cuenta de un funcionario de la Unidad de Trabajo Legislativo, liderada por el senador Jonathan Tamayo.

El documento también concluye que se realizaron “15 modificaciones que afectarían directamente la prestación del servicio, incumpliendo las normativas vigentes en materia de contratación de Emsa, consignadas en el Reglamento Interno de Contratación, y generarían que un proponente pudiera ser habilitado para la participación dentro de un proceso de contratación”.

A su vez, otros funcionarios de la empresa también estarían implicados en las irregularidades encontradas como Carlos Rodríguez, gerente general de la compañía; y Yael Calderón, quien es abogada y secretaria general.

Conforme a los hallazgos encontrados la firma indicó que pueden llegar a configurarse el delito de corrupción privada estipulado en el Artículo 250A del Código Penal por lo que los implicados de ser hallados culpables incurrirán en prisión de cuatro a ocho años y multas de 10 hasta 1.000
salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Mediante una carta que se conoció, Emsa informó que los medios de la junta directiva dieron por terminado de manera unilateral el contrato de Rodríguez como gerente general de la empresa.

"La Junta ha designado como Gerente General encargada a la doctora Dora Corredor, quien se venía desempeñando como Secretaría Jurídica de la empresa, y le ha dado instrucciones para adelantar un proceso de selección riguroso y transparente a través de una empresa cazatalentos de primer nivel para elegir a la mayor brevedad su nuevo Generente General", informó la empresa en la carta.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.