Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Martes, 28 de julio de 2015

La multinacional químico-farmacéutica no pudo registrar su marca nominativa Bayer Seedgrowth para distinguir “químicos usados en agricultura excepto fungicidas, herbicidas, insecticidas”, entre otros; productos comprendidos en clase 1 de la Clasificación Internacional de Niza.

La razón, el aval de la SIC a la oposición presentada por la firma Interoc, quien alegó que la marca solicitada era confundible con su signo registrado, Seedgro.

Ante la negativa  emitida por el ente de control, en primera instancia, la sociedad alemana cuya fundación data del siglo XIX (1863) presentó recurso de apelación ante la Delegatura para tumbar la determinación de la Dirección de Signos Distintivos.

El apoderado, en el recurso, expresó que su representada, Bayer Intellectual Property Gmbh había solicitado la cancelación por falta de uso del registro de la marca opositora, Seedgro.

“Dado que la decisión que su Despacho expida sobre la solicitud de cancelación del registro en mención tendrá una directa incidencia en este trámite, es necesario ordenar la suspensión del proceso de la solicitud de referencia  hasta tanto quede debidamente ejecutoriada la decisión que se profiera sobre la demanda de cancelación por no uso”,  manifestó el apoderado.

En vista de que la petición de suspensión del trámite no prosperó; el despacho del Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial realizó el análisis correspondiente para determinar la confundabilidad de las marcas enfrentadas.

Tras éste, determinó que en efecto, y como lo había decretado la Dirección; la marca solicitada es apta de generar riesgo de confusión y asociación, pues reproduce parcialmente el elemento nominativo (Seedgro) del signo inscrito. 

“Hay semejanzas ortográficas y fonéticas que los hacen confundible entre sí”, aseveró la entidad.

Para la SIC, si bien la marca solicitada contiene elementos adicionales (Bayer y WTH); estos no son suficientes para revestirla de distintividad.

Sumado a eso, y aunque el signo solicitado persigue amparar productos de clase 1 y no de clase 31 como la opositora; la Delegatura consideró “que los signos confrontados identifican productos complementarios, lo cual evidencia su relación competitiva”.

 Álvaro Correa, socio de la firma  Baker & Mckenzie; detalló que la decisión fue acertada dada la evidente similitud entre los signos confrontados.

 Sin embargo, para Correa, “otra hubiese sido la decisión si Bayer Aktiengesellschaft se hubiera defendido por el lado de la descriptividad (Seed: semilla y Growth: crecer”, dijo y agregó, “en dicho evento la solicitante podría haber tenido mejor suerte al argüir que la marca es Bayer acompañada de un elemento descriptor”, concluyó.

Antecedentes
Bayer es una empresa químico-farmacéutica fundada en Barmen, Alemania en 1863. Actualmente tiene su sede en Leverkusen (Alemania). A 31 de diciembre de 2014 obtuvo ingresos totales por US$12.195 millones. Y en el primer trimestre de este año tuvo ingresos por US$13.386 millones. Enfoca su trabajo en los ámbitos de la salud, la agricultura y los materiales de polímero de alta tecnología.

Las opiniones 

álvaro correa ordóñez
socio de baker & mckenzie

“Otra hubiese sido la decisión si Bayer hubiera apelado por descriptividad (Seed: semilla y Growth: crecer). La firma hubiera argüido que la marca es Bayer acompañada de un elemento descriptor”.