Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Xiomara Mera Sábado, 3 de septiembre de 2016

La empresa buscaba identificar los productos comprendidos en las clases 9 y 42 de la Clasificación Internacional Niza, entre los que se encuentran software de desarrollo de aplicaciones, software de sistemas operativos, programación informática  consultoría para el desarrollo de sistemas informáticos, bases de datos y aplicaciones.

Aunque ninguna empresa presentó oposición, la directora de Signos Distintivos de la SIC, María José Lamus, revisó el Registro Nacional de Propiedad Industrial y encontró que la multinacional japonesa Metal One Corporation había registrado desde 2003 la marca Metal One; por lo cual procedió a hacer el análisis entre los dos. 

En cuanto a la comparación ortográfica era más que evidente que el signo solicitado reproducía de manera parcial la marca Metal One y por lo tanto podría llegar a confundir a los consumidores de ambas empresas, según lo dicho por la funcionaria, la adición de la palabra One no era suficiente para hacer una diferencia notable entre los signos.

Posteriormente, el despacho entró a verificar si además de tener nombres idénticos, ambas empresas también tenían alguna relación los productos que identificaban. Encontrándose con que los artículos que Metal One amparaba la clase 42 y que sus productos específicos eran programación, mantenimiento, actualización de programas de computador, entre otros.

Con este panorama,  Lamus llegó a la  conclusión de que estos pertenecían a la misma categoría y por ende no se podría conceder la petición que estaba haciendo Apple Inc., pues de dar luz verde el riego de confusión sería evidente.

El socio de Amaya Propiedad Intelectual, Carlos Amaya estuvo de acuerdo con la decisión y manifestó que “la decisión de la SIC fue acertada, toda vez que el signo solicitado reproduce el distintivo principal de la marca registrada y en consecuencia, el público consumidor iba a pensar que es en una nueva versión de la marca previamente registrada”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.