Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co miércoles, 4 de marzo de 2020

Respondió en Twitter ante la carta recibida asegurando que la fotografía fue un producto de “sátira política” y no “anuncio comercial”.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) llevar a cabo una averiguación preliminar en contra del periodista y youtuber, Daniel Samper Ospina, por la publicación de la imagen de la familia del presidente Iván Duque junto a María Juliana Ruiz y sus hijos, la cual fue utilizada para el juego de mesa que promocionó.

Según la Superindustria, se toma en cuenta las siguientes pruebas para llevar adelante esta averiguación: la página MacroBrand en donde se encuentra el detalle del juego de mesa, además de su valor en el mercado. Adicionalmente, lo que escribió en su cuenta de Twitter en donde publicó la pieza publicitaria en la que se utilizó la imagen de dos niños y una niña; también se tiene en cuenta que eliminó esa fotografía y pidió excusas.

Ospina había reconocido en su cuenta de Twitter que cuando subió esa foto de los niños “fue un triste paso en falso, un error del que aprendí para no repetirlo de nuevo, y ofrezco mis más sinceras disculpas a la primera dama, al presidente y a su familia”

A partir de ese trino, el periodista recibió una carta de la Superintendencia en la cual ha iniciado una investigación en miras a establecer si se vulneraron los derechos de esas personas en cuanto al tratamiento de los datos personales. También indicó la entidad que las fotos de los hijos del presidente fueron usadas con fines comerciales.

“Dado que usted uso datos personales (imágenes) de dos niñas y un niño para fines de marketing y publicidad de su juego #HolasoyDani ¡El juego de mesa!” esta dirección le informa que ha iniciado una actuación administrativa con miras a establecer si usted vulneró los derechos de esas personas en cuanto al tratamiento de sus datos personales”, aseguró la Superintendencia en la carta enviada al periodista.

Aunque Samper admitió que cometió un error, lo sorprendió que le llegara una carta de la Superintendencia en la que le notificaron que le abrieron una investigación preliminar por haber utilizado y explotado la imagen de los niños con fines de lucro.

Así mismo, respondió en Twitter ante la carta recibida asegurando que la fotografía fue un producto de “sátira política” y no un “anuncio comercial”.

El organismo de control que lidera Andrés Barreto espera una respuesta en el término de diez días; si la misma no se presenta se actuará conforme al artículo 51 de la Ley 1437 de 2011.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.