Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Jueves, 12 de febrero de 2015

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios dejó en firme sanciones por $5.700 millones el año pasado, pero por los casos en proceso esta cifra podría alcanzar los $10.000 millones.

Las mayores multas fueron por falencias en el servicio de agua con 68,5%. La superintendente Patricia Duque aseguró que estas multas son poco representativas frente a las que han impuesto otras entidades de control por lo que le pedirá al Congreso de la República fortalecer su régimen sancionatorio para reprender a las empresas que fallan en la prestación de los servicios públicos del país.

“Estamos débiles por las cuantías, nosotros podemos sancionar con un monto máximo de 2.000 salarios mínimos cuando la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) puede hacerlo por 100.000 en temas de competencia, es decir tiene muchos más dientes para las multas a las empresas infractoras”, aseguró Duque.

En el proceso de reclamaciones, la entidad aseguró que la mayoría de peticiones, quejas y reclamos se dieron por cuenta de las falencias en la prestación de energía, al representar 51% de las reclamaciones, de un total de 90.000 que llegaron a la entidad, 8% más que durante 2013. Por su parte, el acueducto representó 28,5%; le siguió aseo 11%, y el gas natural, 8%.

Sobre el precio del gas en la Costa, en donde se estima que habrá un aumento de la tarifa de 25%, Duque aclaró que su injerencia va solo hasta el cumplimiento de la regulación.

Caso Electrolima
Después de 12 años no se ha podido cerrar el proceso de Electrolima. De acuerdo con la Superintendente esto sucedió debido a que había una medida cautelar. Una vez se levanta “nos aparecen 23 pensionados que no estaban contemplados y a los que se les adeudan $8.000 millones. Una vez consigamos los recursos podemos liquidar a las empresas”.

Sobre aguas
El superintendente delegado para Acueducto, Alcantarillado y Aseo, Jorge Andrés Carrillo, aseguró que la entidad espera lograr la normalización en los acueductos rurales en el mediano plazo, pues de los 15.000 existentes hay 13.000 por registrar y vigilar.

Sobre el caso específico de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Yopal, que fue intervenida el 13 de mayo de 2013, sostuvo que está abierta la licitación, por obras que se estiman en $60.000 millones y una duración de 24 meses. “El proceso lo está llevando Findeter. Estaba previsto hasta el miércoles 11 de febrero el cierre pero se prorrogó hasta fin de este mes”. La razón fue que los empresarios pidieron más tiempo pues las condiciones son muy especiales por la estabilidad de suelos y las características de la construcción de la planta que exige un gran nivel de detalle.

La situación actual, aclaró, no es que Yopal no tenga agua, sino que no es potable, es de uso doméstico y la de mayor calidad se surte a través de carrotanques.

Mientras entra en operación, del Fondo Empresarial saldrán $11.900 millones para la construcción de una planta alterna y evitar el transporte en carrotanques, aseguró Carrillo. Esta licitación estaría adjudicada el 20 de marzo y lista en seis meses. La empresa deberá devolver los recursos cuando tenga estabilidad financiera.