Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Miércoles, 7 de marzo de 2018

Francisco Reyes fue enfático en la ética profesional del sector

La Superintendencia de Sociedades hizo una seria advertencia a los revisores fiscales, a las firmas de revisoría y a los contadores públicos porque los plazos para presentar los estados financieros de la empresas se avecinan.

El organismo fue enfático en que dichos actores deben entregar la totalidad de la información y denunciar cualquier movimiento sospechoso del que sean testigos y que promueva el delito de lavado de activos.

La entidad comunicó que el superintendente, Francisco Reyes Villamizar encabeza una cruzada contra este tipo de delitos y que la Unidad de Análisis e Información Financiera (Uiaf) también hace parte de las veedurías que realizarán.

La Supersociedades le recordó a los revisores fiscales que el Código de Comercio establece a los profesionales de la contabilidad responsabilidades respecto al combate contra el blanqueo de dinero en las empresas.

El Superintendente dijo que “el revisor fiscal que, a sabiendas, autorice balances con inexactitudes graves, o rinda a la asamblea o a la junta de socios informes con tales inexactitudes, incurrirá en las sanciones previstas en el Código Penal para la falsedad en documentos privados, más la imposibilidad temporal o definitiva para ejercer el cargo público”.

Los revisores que no cumplan con sus obligaciones, podrían ser sancionados con suspensión del cargo, de un mes a un año, según la gravedad de las omisiones que cometan.