Reuters Jueves, 24 de octubre de 2013

El Parlamento Europeo llamó el miércoles a la suspensión del acceso de EE.UU. a una base de datos financiera global debido a las preocupaciones de que el país esté obteniendo información de manera encubierta de la Unión Europea y no sólo combatiendo al terrorismo.

Legisladores de la Unión Europea votaron a favor de congelar la capacidad de Washington de hacer seguimientos de pagos internacionales debido a sospechas de que habría abusado de un acuerdo que le otorgó acceso limitado a la base de datos Swift.

A los europeos les preocupa que EE.UU. esté obteniendo información adicional en forma encubierta a partir de la base de datos luego de conocerse documentos filtrados a través de Globo, la mayor estación de televisión de Brasil, que EE.UU. había accedido secretamente a Swift.

“Necesitamos transparencia completa, especialmente con todas las revelaciones de la NSA”, dijo Guy Verhofstadt, líder de los liberales en el Parlamento Europeo, en referencia a la vigilancia realizada por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE.UU., hecha pública por el perseguido Edward Snowden.

“Europa no puede aceptar que se acceda a los datos de ciudadanos privados sin que nadie lo sepa”, declaró Verhofstadt.

Aunque no es legalmente vinculante, el voto en el Parlamento refleja la ira por los reportes de que la NSA estaría espiando a ciudadanos europeos. La Comisión Europea -el órgano ejecutivo de la Unión Europea- y gobiernos integrantes del bloque aún necesitarán aprobar cualquier suspensión del acceso.

David Cohen, subsecretario del Tesoro de EE.UU. asuntos de terrorismo e inteligencia financiera, ha dicho a la comisaria de Asuntos Internos de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom, que su Gobierno respetó el acuerdo del 2010, según un comunicado emitido el 9 de octubre.