Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters miércoles, 27 de agosto de 2014

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, fue puesta bajo investigación formal por magistrados franceses por negligencia en un caso de fraude político que data del 2008, cuando era ministra de Finanzas, dijo su abogado.

De ser hallada culpable, la condena por negligencia a una persona que ocupa un cargo de responsabilidad pública en Francia acarrea una pena máxima de un año de presidio y una multa de 15.000 euros (cerca de US$19.789).

Lagarde, que esta semana fue interrogada por magistrados en París por cuarta ocasión bajo su calidad de testigo en el caso que se arrastra por largo tiempo, dijo que apelaría a la decisión.

“He pedido a mi abogado que use todos los recursos contra esta decisión, que considero completamente infundada”, declaró a Bfmtv. “Vuelvo a trabajar en Washington esta tarde”, agregó.

Según la legislación francesa, los magistrados investigan formalmente a una persona cuando creen que hay indicios de delito, pero la investigación no siempre lleva a un juicio.El abogado de Lagarde, Yves Repiquet, dijo a Reuters que apelará a la decisión de los magistrados y por lo tanto el tema no le impedirá ejercer su trabajo como jefa del FMI durante este período.

La investigación versa sobre acusaciones de que el magnate francés Bernard Tapie, que respaldaba al expresidente conservador Nicolas Sarkozy, habría recibido indebidamente un pargo de 403 millones de euros (US$531 millones) en un arbitraje para resolver una disputa con el desaparecido banco estatal Crédit Lyonnais. La investigación ya ha involucrado a varios de los miembros del gabinete de Sarkozy y al presidente ejecutivo de France Telecom CEO, Stéphane Richard, quien era asesor de Lagarde cuando ella era ministra de Finanzas de Sarkozy.

En interrogatorios previos, Lagarde no ha reconocido como suya una firma preimpresa para firmar un documento facilitando el pago, dijo Repiquet a Reuters vía telefónica. Sin embargo, Richard ha declarado que Lagarde fue totalmente informada sobre el asunto.

Lagarde fue una estrella en el gabinete de Sarkozy, muy respetada por sus pares, e impulsó las iniciativas de alto perfil durante la presidencia de Francia del G20.

La investigada de 57 años ha sido directora gerente del FMI desde 2011, cuando su predecesor, el francés Dominique Strauss-Kahn, renunció tras recibir cargos de agresión sexual que posteriormente fueron retirados.

Tapie, un pintoresco y a menudo controvertido personaje en el mundo de los negocios y del deporte en Francia, demandó al Estado por compensación tras vender su participación en la empresa de artículos deportivos Adidas a Crédit Lyonnais en 1993.

El magnate dijo que el banco lo había estafado tras revender su participación por una suma mucho mayor. Crédit Lyonnais, que ahora es parte de Crédit Agricole, ha negado cualquier irregularidad.

Los investigadores están tratando de determinar si los contactos políticos de Tapie jugaron un rol en la decisión del Gobierno de recurrir al arbitraje, que le entregó un enorme pago. Él ha negado haber incurrido en irregularidades.

La entonces ministra de Economía de Francia decidió que la cantidad de esa compensación por la venta de Adidas, empresa embargada a mediados de los años 90, fuera fijada por una comisión de arbitraje privada y no por los tribunales, tras 18 años de litigios entre Tapie y el Estado francés. Este caso ha envuelto a varios ministros de Sarkozy.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.