Reuters Viernes, 9 de enero de 2015

Sue Ann Arnall, la exesposa del magnate petrolero Harold Hamm, está buscando cobrar un cheque por US$975 millones, días después de que rechazó el pago que fue ordenado por una corte en noviembre, dijo una fuente con conocimiento de la materia.

Anteriormente esta semana, los abogados de Arnall habían dicho que ella no quería aceptar el cheque por temores a que pudiese dañar a su apelación al fallo sobre el divorcio, al que consideró como insuficiente.

Aún no está claro si el intento de Arnall por cobrar el cheque llevará a un retiro de su apelación al fallo sobre el divorcio, o cómo podría afectar la propia apelación del presidente ejecutivo de Continental Resources ante la Corte Suprema de Oklahoma.

El amargo proceso de divorcio que se extendió por varios años terminó en uno de los pagos más altos otorgados por una corte en la historia de Estados Unidos.

Arnall, una exejecutiva de Continental, sostiene que el fallo le permitió a Hamm conservar hasta un 94% de su fortuna de US$18.000 millones , los que la pareja habría acumulado durante sus 26 años de matrimonio.

Hamm pidió a la Corte Suprema que reduzca el acuerdo después de que la caída de los precios del petróleo en los últimos meses recortó el valor de su patrimonio en miles de millones de dólares.

De hecho tanto el Brent como el WTI han tocado mínimos históricos desde la crisis de 2009, hasta un precio de US$45 el barril

Hamm ya ha pagado a su exesposa más de US$20 millones durante los procedimientos de divorcio.