Colprensa Miércoles, 23 de octubre de 2013

La convención del fin de semana que realizará el movimiento político Uribe Centro Democrático en Bogotá no sólo servirá para escoger a su candidato presidencial, sino también para ratificar la estrategia electoral que tienen diseñada para alcanzar 4 millones de votos en la elección de Congreso en marzo de 2014.

Colprensa conoció en exclusiva el documento con el cual Uribe Centro Democrático está fundamentando su estrategia política para las elecciones. En éste se determina que el eje principal es la imagen del expresidente Álvaro Uribe, la forma en que operarán los comités electores para el día de la votación, la consecución de electores hasta en los colegios y sobretodo las “metas” que se fijaron en los departamentos.

El documento deja claro que la principal aspiración electoral son las elecciones al Congreso, para lo cual buscarán que sus seguidores la entiendan como la campaña presidencial para lo cual se apoyarán en la imagen del expresidente Uribe.

“Campaña 2014 al Congreso de la República, presidencialización de la campaña”, indica la presentación que socializan a sus electores a lo largo del país. Además, emplean una frase que identifica la estrategia: “Una imagen, un mensaje, un candidato”.

El Centro Democrático inscribió al inicio de octubre ante la Registraduría su lista al Senado, con 100 candidatos y con la particularidad de que será cerrada y está en la disputa jurídica en el Consejo Nacional Electoral, CNE, que permitan que la foto de Uribe sea el logo del movimiento.

Por ahora, la Registraduría Nacional descartó para las elecciones de marzo venidero el uso de las fotos de los candidatos al Senado y la Cámara en los tarjetones, por lo que sólo aparecerán los nombres en los casos de listas abiertas. Esta sería una razón más para negar la foto de Uribe como el logo del partido.

El documento, que piden no sea entregado a los medios de comunicación porque si “se filtra nuestra estrategia esteremos liquidados”, explica que tendrán “una estructura nacional con espejos en regiones, en donde habrá “diálogo generativo”, el cual definen como participativo, con seguimiento a los asistentes y retroalimentación. Esto lo harán con los llamados ‘talleres democráticos’, la reunión principal en la que se imparte la doctrina uribista.

La estrategia de comunicación la tienen diseñada con base en las redes sociales y el correo electrónico, como también la invitación a nuevos militantes por estas redes. El trabajo del grupo de juventudes está previsto para hacerlo desde los colegios, como también llegar a las universidades y reforzar esta presencia con las redes sociales en las que estén los jóvenes.

Un dato que sorprende de la proyección política es que tienen calculado conseguir 4.057.002 votos en las elecciones de marzo. La ambiciosa meta, según dice la exposición que presentan a sus militantes, se logra con la designación de, al menos, 300 jefes de debate a nivel nacional para impulsar las campañas de Senado y Cámara.

Los jefes de debate son los encargados de entregar a los líderes a nivel regional una especie de manual en la que les dicen cuáles son los únicos temas que deben tratar. En ese sentido se trabaja sobre la base de la pérdida de la seguridad democrática, el Estado derrochón por parte del actual Gobierno Nacional y el fracaso en las políticas sociales.