Colprensa Viernes, 23 de diciembre de 2016

La declaración la hizo Vargas en un acto público en Bogotá en donde estuvo entregando viviendas en compañía con el alcalde Enrique Peñalosa y otros funcionarios.

El polémico hecho sucedió hace dos días en Cienaga de Oro, Córdoba, cuando Vargas transitaba por una de calle y era saludado por habitantes.

En un video se ve como el vicepresidente primero le golpea al escolta con una sombrilla y luego le pega en la cabeza con la mano.

“Le quiero pedir públicamente disculpas por un incidente que no debió haber ocurrido. Acéptelas, son muy sentidas, no es poco el tiempo que llevamos juntos, son seis años. Yo reconozco, que su tarea es siempre vigilar y cuidar de mi seguridad”, sostuvo el vicepresidente quien también le pidió a su equipo de seguridad que respeten a la ciudadanía.