Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Viernes, 26 de febrero de 2016

Precisamente, en este sector opera volandoya.com, una empresa internacional de viajes que ofrece vuelos, hoteles y paquetes vacacionales, según indica su página web.  Esta compañía no tuvo suerte al momento de conseguir que la  Superindustria avalara su solicitud para registrar la marca volandoya.com en la clase 39.

Diego Vásquez fue quien tramitó el registro de esta marca mixta, para distinguir varios servicios relacionados con viajes, incluidos en la clase 39 de la Clasificación Internacional de Niza. En el estudio de registrabilidad que hizo como parte del proceso de aprobación del signo, la SIC constató la existencia de una marca nominativa llamada volando.com. 

La similitud entre las dos marcas y el hecho de que pertenecieran a la misma clase fue fundamental para que la Dirección de Signos Distintivos le diera el ‘no’ a volandoya.com. “Se podría generar la idea errónea de que se trata de servicios que tienen el mismo origen empresarial o que el signo constituye una innovación marcaria o una nueva línea de servicios del empresario titular”, explica la resolución expedida por la SIC.

El solicitante apeló con el motivo de que las expresiones volando y .com son de uso común, y mostró numerosos ejemplos de marcas registradas que cuentan con elementos similares. Además, afirmó que el signo registrado es muy débil y posibilita que coexista con otras marcas semejantes en el mercado.  Esto sin contar que la palabra “ya” marca una diferencia conceputal. 

No obstante, la Delegatura coincidió con la Dirección, debido a que los elementos diferentes en volando.com no bastan para distinguir ambas marcas y existe una relación entre los servicios que brindan. Por lo cual, decidió negar el registro de volando.com.

Para Juliana Echeverri, socia de la firma My Brand, esta es la decisión correcta, pues “debe evitarse este tipo de riesgos para cualquier persona del común que no conozca la diferencia entre las compañías titulares de las marcas”.

La opinión

Juliana echeverri
Socia de la firma my bRand 

“No solamente el consumidor podría confundirse en cuanto a quien le presta el servicio, sino que adicionalmente el segmento del mercado es igual”.