Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Miércoles, 20 de junio de 2018

*Abogada CMC Abogados S.A.S.

De acuerdo con lo que se consigna en la parte considerativa de la Resolución de la Aerocivil N. 03034 del 3 de octubre de 2017, en julio de ese mismo año el alcalde del municipio de Caucasia solicitó a esa autoridad, atender de nuevo el problema de su aeropuerto, el Juan H. White. Destaca el alcalde que el aeropuerto sirve a una población de más de 700.000 habitantes, es decir no solamente la asentada en el municipio, sino también la de la región.

Esta solicitud fue respaldada por 20.000 firmas de agremiaciones, de sectores comerciales, y de las comunidades del bajo Cauca, el Sur de Bolívar, Córdoba y Sucre, y tenía como propósito la declaratoria del aeropuerto como de uso público, con el fin de que empresas como Easyfly y Satena, entre otras, pudieran operar.

El aeropuerto de Caucasia es de ADA, la Aerolínea de Antioquia.
El artículo 1811 del Código de Comercio establece que “son aeródromos públicos los que, aun siendo de propiedad privada, están destinados al uso público; los demás son privados”. Y continúa, diciendo que “se presumen públicos los que sean utilizados para la operación de aeronaves destinadas a prestar servicios remunerados a personas distintas del propietario”.

Por su parte el artículo 1812 consagra que “salvo las limitaciones establecidas por la autoridad aeronáutica, los aeródromos públicos podrán ser utilizados por cualquier aeronave, la cual, además, tendrá derecho a los servicios que allí se presten”.

Todo bien: existe una presunción legal, la de que todos los aeródromos son de uso público cuando en ellos operan aeronaves con el propósito de prestar un servicio remunerado a personas distintas del propietario; ADA, como se dijo, es la propietaria del Juan H. White, y presta desde/hacia ese aeropuerto el servicio público de transporte aéreo a personas distintas de sí misma. Entonces el aeropuerto es público y esto no admite prueba en contrario. No se requiere que autoridad alguna declare esta condición.

Pero bueno, parece que la Aerocivil tuvo que emitir tal declaratoria frente a la realidad del uso que se había venido dando al aeropuerto desde 2008, cuando se le transfirió a ADA la propiedad del mismo.

En un vídeo de NP Noticias del 2 de junio se ven muchas personas con sus equipajes, fuera del aeropuerto, al que aparentemente no pueden ingresar, pues las puertas, como también puede observarse en el mismo vídeo, están cerradas. Este cierre naturalmente impide entre otros el acceso a los baños. Se trataría de pasajeros de otras empresas aéreas distintas de la propietaria del aeropuerto.

El pasado 3 de junio ADA emitió un comunicado de prensa en el que señala que comprende “el malestar de la comunidad como usuarios del transporte aéreo y reiteramos que en ningún momento el aeropuerto Juan H. White negó o “prohibió” a los pasajeros, el acceso a sus áreas públicas…”. Da otra serie de explicaciones en relación con la actividad que realizan en ese aeropuerto otras empresas de transporte aéreo, especialmente aerotaxis, “utilizando nuestras instalaciones de manera indebida y arbitraria desde el 23 de marzo del presente año, sin pagar canon de arrendamiento por el uso del espacio”.
Parece que va a ser otra vez necesaria la intervención de las autoridades pues Caucasia ya está sufriendo profundas dificultades por cuenta de Hidroituango, y ha estado prácticamente incomunicada con los cierres de vías, como para sumarle que además quede bloqueada por falta de servicios de transporte aéreo.