Jueves, 23 de julio de 2015

Atendiendo lo anterior, el presente artículo desarrollará a nivel general el tema, dando alcance a los siguientes planteamientos:

¿Qué es la minería?

La minería es la actividad de exploración, explotación y transformación de minerales de cualquier clase que se encuentran en el suelo o subsuelo, en cualquier estado físico y que, en todo caso según presunción legal, son de exclusiva propiedad del Estado. 

¿Cuáles son los bienes mineros exploratorios a mayor y menor escala en Colombia?

Colombia tiene una gran demanda minera representada en los elementos como el carbón, oro, platino, níquel, esmeraldas, hierro y caliza; De igual manera, en menor proporción existe una demanda en sustancias como la sal, roca fosfórica, arcillas, arenas silíceas, minerales de cobre y manganeso, magnesita, barita, yeso y diversos tipos de rocas ornamentales 

 

¿Cuáles son las autoridades frente a la actividad minera?

Dada la importancia de desarrollar actividades de exploración y explotación de recursos no renovables con técnicas amigables con el medio ambiente, la tarea de control y desarrollo la ejercen principalmente: (i) El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, (ii) El Ministerio de Minas y Energía, (iii) La Agencia Nacional de Minas (ANM), (iv) La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR).

¿Cuál es la diferencia entre la minería legal e ilegal?

Sea lo primero establecer definiciones sobre:

Minería ilegal: Es la actividad de exploración y explotación que se desarrolla sin sustento en un título minero o que aun teniendo lo anterior, el ejercicio se adelanta por fuera de las áreas de concesión establecidas en el título. 

Minería de Hecho: Es actividad minera desarrollada por personas que encuentran en ella un medio de subsistencia, pero que no han logrado legalizarse a través del respectivo título minero. 

Minería Tradicional: Es la categoría especial en la que los mineros tradicionales deben demostrar el ejercicio de su actividad, como mínimo, desde antes del 09 de febrero de 2010, una vez se acredita lo anterior, puede acceder al registro y la consecuente concesión de licencia.  

En suma, la minería ilícita es aquella en la que se captan minerales de propiedad nacional o privada, sin el correspondiente título minero vigente y que puede ser considerada como un delito en contra del patrimonio económico y en contra de los recursos naturales y el medio ambiente, contemplados en la legislación penal colombiana.  

Con todo, es indispensable que los mineros en Colombia que no tienen legalizada su actividad, tomen las medidas pertinentes para lograrlo, lo anterior sin desconocer que el Estado debe procurar políticas especiales para favorecer los intereses de los mineros tradicionales, quienes desde décadas han desarrollado esta actividad como fundamento de sostenimiento. 

Lo anterior al final, logra una actividad sana, con políticas claras y lo más importante, amigable con el sostenimiento del medio ambiente.