Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martes, 13 de enero de 2015

Se deben iniciar los planes que se ofrecerán a las comunidades que habitan la región, pues dentro de las 129.743 hectáreas delimitadas en el páramo de Santurbán, que son casi el 76% de dicho páramo, no se podrán realizar actividades mineras a gran escala, ni otro tipo de actividades productivas que atenten contra la biodiversidad de la zona, y por ello se pretende realizar un acompañamiento que ampare las decisiones sociales para poder fomentar una política de protección sin desatender los encadenamientos productivos de la región.

Es así como el gobierno nacional a través de los Ministerios de Minas y Energía y Ambiente, iniciaron el año 2015 con un trabajo de acompañamiento para los habitantes del municipio de Santurbán, con el fin de socializar el cronograma de formalización minera para el año 2015, y bajo la premisa de mejorar las buenas prácticas mineras en la región.

Así mismo se exhibió de manera clara los efectos de la delimitación en las actividades productivas, lo cual sin duda deberá vincular a otros ministerios como el de   Trabajo, Agricultura, etc., con el fin de lograr el cumplimiento de los objetivos planteados para hacer efectivo el plan de conservación.

Por otra parte, la Procuraduría General de la Nación solicitó al Ministerio de Ambiente, información sobre las actividades de participación y socialización que se adelantaran con los pobladores de la región, para lo cual el Ministerio Público realizará el acompañamiento preventivo.     

Dentro de la reunión sostenida a inicio de este mes la Viceministra de Minas, presentó ante los alcaldes y delegados de los municipios de Vetas, California y Suratá la manera como se realizará el proceso de formalización y mejora de las prácticas mineras.

Dentro de la agenda se incluyó la caracterización general, el inicio de las Juntas directivas y la formalización de alrededor 20 áreas.

Con la delimitación se dejó claro que los títulos mineros que fueron otorgados con anterioridad a la mencionada delimitación, podían seguir trabajando, en condiciones ambientales que garanticen la conservación dentro del área, para lo cual el Ministerio de Minas y Energía y el Ministerio de Ambiente, se comprometieron a desarrollar una pedagogía para que los titulares mineros sepan dentro del mapa como queda el desarrollo de la actividad minera. Lo anterior, pues bajo la premisa de la conservación del agua, no puede convertirse en la piedra en el zapato para el desarrollo social y económico de la región.

Aun cuando hasta ahora se están desarrollando los trabajos conjuntos para vincular a los habitantes de la región, se espera un acompañamiento y respaldo a los titulares mineros quienes están realizando las actividades extractivas, para lo cual se deberá realizar por parte del Ministerio de Minas y Energía un trabajo con el fin de lograr la vinculación de las labores a los planes de conservación que tiene contemplada la declaración y delimitación del páramo de Santurbán.

Esta será la única manera de realizar un seguimiento constante a las actividades que se desarrollarán y que permitirán tener monitoreado el tipo de actividad, evitar la proliferación de la explotación ilegal en la zona, y los desmanes que representen un inadecuado fortalecimiento ecológico de la región.