Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

sábado, 16 de julio de 2016

El Código Civil (CCC) recoge las normas sustantivas sobre el derecho de propiedad, indicando, en su artículo 669, que este es un derecho real que recae sobre una cosa corporal, para usarla, gozarla y disponer de ella.

Este derecho no solo se extiende a las cosas corporales -aquellas que ocupan un lugar en el espacio-, sino también, a las incorporales -que carecen de una existencia sensible. En efecto, el artículo 670 del CCC establece que “sobre las cosas incorporales hay también una especie de propiedad”, cuya lectura vino a ser complementada con el artículo 671 del CCC, que indica que “las producciones del talento o del ingenio son una propiedad de sus autores”.

¿Quién puede ser propietario del derecho de autor?
En Colombia, solo puede ser considerado autor la persona física que crea la obra, quien, por el mero hecho de la creación, también es considerado el titular del derecho de dominio. No obstante, el artículo 9 de la Decisión 351 de 1993 que gobierna el derecho autoral en la Comunidad Andina -de la que nuestro país es miembro-, establece que cualquier persona (natural o jurídica), que no sea el autor, puede tener la titularidad de los derechos patrimoniales. Esta norma incluso reconoce la posibilidad de que la titularidad patrimonial de las obras que hayan sido creadas por encargo o bajo relación laboral estén radicadas en el engargante o empleador, según lo establecido en la legislación nacional.

¿Cómo se han desarrollado los preceptos comunitaritos en Colombia? 
La Ley 23 de 1982 reconoce la posibilidad de transferir estos derechos, por acto entre vivos, en las condiciones contractuales establecidas por las partes, acogiéndose como limitación supletiva temporal el término de cinco (5) años, y espacial, la circunscripción territorial del país en el que se realice la transferencia. Para que estos contratos sean válidos, deberán constar por escrito; también deberán inscribirse ante la Dirección Nacional del Derecho de Autor, como requisito de oponibilidad a terceros. La titularidad también podrá adquiriese por causa de muerte.

¿Puede presumirse la cesión de la titularidad en Colombia?
El legislador colombiano estableció una presunción simplemente legal respecto de la titularidad de las obras intelectuales y culturales creadas en el marco de una relación civil o laboral. El artículo 28 de la Ley 1450 de 2011, que modificó el artículo 20 de la Ley 23 de 1982, estableció que los derechos patrimoniales de las obras que fueron creadas en el marco de una relación laboral o de prestación de servicios, siempre que el contrato conste por escrito, se presumirán transferidos al encargante o al empleador, conservando la titularidad sobre el derecho moral.

¿Qué ocurre con la titularidad cuando el encargante o empleador es una entidad estatal?
El artículo 91 de la Ley 23 de 1982 preceptúa que son de propiedad de las respectivas entidades estatales las obras del ingenio creadas por funcionarios o empleados públicos, en cumplimiento de sus funciones legales y constitucionales, exceptuándose las lecciones o conferencias de los profesores.

Así también, en virtud del artículo 92 de la Ley 23 de 1982, las entidades estatales serán titulares de los derechos de autor de las obras colectivas que fueron creadas dentro de un contrato laboral o civil, por su cuenta y riesgo, siempre que no sea posible terminar el aporte individual de cada una de las personas naturales que en ellas contribuyen.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.