Claudia Delgado - Claudia.Delgado@bakermckenzie.com Viernes, 2 de marzo de 2018

El sector de hidrocarburos en Colombia ha iniciado una recuperación paulatina de su crisis que se refleja en el aumento de la inversión, el descubrimiento de nuevos yacimientos en tierra firme y la adición de reservas probadas o recuperables. Con esta expectativa de mejora, se espera que los Certificados de Reembolso Tributario (“Cert”) les permita recuperar a los inversionistas 15 centavos de dólar por cada dólar adicional invertido.

¿Qué son los Cert?
Los Cert son un incentivo a la inversión equivalente a un porcentaje de la inversión complementaria, no constitutivo de renta o ganancia ocasional para quien los percibe o adquiere. El incentivo Cert fue planteado para aquellas empresas del sector que hagan inversiones para el descubrimiento de nuevas reservas en hidrocarburos, la adición de reservas probadas o la incorporación de nuevas reservas recuperables.

Los Cert se pueden utilizar para el pago de impuestos de carácter nacional y son libremente negociables en el mercado de valores secundario. Se prevé que la redención de los Cert solo puede realizarse desde el segundo hasta el quinto año contados a partir de la fecha en que fuese otorgado.

¿Qué desafíos presenta el Decreto 2253 del 29 de diciembre de 2017?
El Ministerio de Minas y Energía expidió el Decreto 2253 del 29 de diciembre de 2017 por medio del cual reglamentó las condiciones de modo, tiempo y lugar para el otorgamiento de los Cert. El Decreto presenta dos desafíos: en primer lugar, la clara necesidad de reglamentación complementaria por parte de la ANH, el cual es el órgano competente para distribuir el cupo de los Cert del sector de hidrocarburos y fijar su valor; en segundo lugar, las discusiones que se presentarán frente a los criterios de elegibilidad, en la distribución inicial y final del otorgamiento de los Cert.

Frente a este segundo punto el límite de distribución anual del cupo es un problema. A modo de ejemplo, la distribución del cupo para los Cert es la diferencia entre el cupo anual determinado y los montos comprometidos en años anteriores, lo cual implica que el porcentaje acreditado anualmente es inversamente proporcional a la inversión. Asimismo, surge como supuesto de exclusión el que los operadores no pueden acreditar 85% de la inversión presentada. No obstante, frente a este aspecto no se planteó el que la ejecución del proyecto puede verse afectada de factores externos no necesariamente involucrados con la operación en sí (paradas inesperadas, alteración de metas de reserva y/o producción).

De esta forma, si bien los Cert se crearon como incentivo para la recuperación del sector, la reglamentación del incentivo fue proteccionista de los intereses del Estado. Por esta razón, si el sector no responde a las expectativas de inversión y ello no se conjuga con las necesidades de producción e infraestructura, los incentivos se quedarán en el papel.