Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diana Monsalve lunes, 13 de abril de 2015

¿De dónde nacen las asignaciones internacionales? 

Las asignaciones internacionales se han convertido en una realidad creciente, como respuesta a la necesidad de las compañías que buscan expandir sus negocios en otros países, atender proyectos específicos que solo personal especializado puede atender, llenar vacantes con personal extranjero, capacitar personal en otro país y brindar oportunidades de crecimiento profesional a sus empleados en otros países, entre otros.  Estas necesidades han dado lugar al movimiento de personal a otros países, sea por viajes de negocios, asignaciones cortas, largas y permanentes.  

¿Por qué contar con un programa de coordinación de inmigración regional?

Contar con un programa de planeación, coordinación y control del movimiento de expatriados ha tomado fuerza en las compañías que manejan asignaciones internacionales.  

Cada vez es más común la transferencia de la coordinación de estos procesos a proveedores expertos en la materia para mitigar riesgos, generar estrategia y planeación. 

 Aun cuando se cuente con profesionales expertos en inmigración, ubicados en cada jurisdicción, es muy fácil perder el control sobre el personal que viaja constantemente y, como consecuencia, incurrir en riesgos.  

Contar con un apoyo de coordinación, sea regional o global, se convierte en una herramienta clave para generar una política uniforme dentro de la compañía, centralizar la información, estandarizar procesos y generar visibilidad sobre el movimiento de empleados.  

¿Cuáles riesgos se deben observar con el movimiento de personal de un país a otro?

El movimiento de empleados de un país a otro puede generar riesgos, tanto para el empleado como para su empleador, en materia migratoria, tributaria, laboral y de seguridad social, entre otros.  Estos riesgos pueden generarse por violación de disposiciones legales, muchas veces por desconocimiento de la ley, la complejidad del asunto y la falta de diseño de estrategia, cambios constantes en la normatividad y su interpretación por parte de las autoridades y por falta de control interno.

En materia migratoria, las consecuencias pueden ser de carácter económico, por sanciones que varían dependiendo de la gravedad del asunto, reputación negativa para la compañía, inadmisiones y deportaciones de personal extranjero.  En algunos países, incluso pueden darse detenciones del extranjero. 

El asunto se complica más cuando se trata de multinacionales que manejan un volumen creciente de asignaciones en varios países, en donde las leyes, la cultura e incluso el idioma son diferentes.  

¿Cómo mitigar estos riesgos?

Desde el punto de vista migratorio, planeación, estrategia y coordinación de las diferentes áreas que impactan una asignación es la mejor forma de mitigar los riesgos asociados.  

Antes de enviar a un empleado a otro país, así sea por un periodo corto de tiempo, es importante consultar  con un especialista cuál es el impacto que este viaje puede traer y los riesgos asociados, tanto para el empleador como para el empleado.  Adicionalmente, es importante planear cuál va a ser la estrategia de la multinacional en relación a las asignaciones y los mecanismos de control y coordinación que se van a emplear. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.