Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Kenneth D. Weiss jueves, 15 de mayo de 2014

Las posiciones encontradas y muchas veces contradictorias frente al TLC, plantean una serie de interrogantes que se resuelven a continuación a partir del análisis de la realidad y los resultados. 

¿A quién ha beneficiado más el TLC?
Sin duda una de las preguntas más difíciles de responder, pues la realidad nos muestra que existe un balance relativo en torno a las operaciones, pues en el 2013 se presentaron exportaciones de Colombia a USA por US$21,6 mil millones, frente a  US$18,6 mil millones de importaciones, pero teniendo en cuenta el poder adquisitivo de EE.UU. y el mercado potencial que representa para los empresarios Colombianos, es posible que sea más benéfico para los productores Colombianos, siempre que aumenten las condiciones de calidad  de los productos y servicios y que se cuente con aliados estratégicos (cadena de distribución, socios estratégicos, etc.).   

¿La entrada en vigencia del TLC garantiza a los empresarios el éxito en su ingreso al mercado Norteamericano?
No, la verdad es que el TLC no garantiza per se las exportaciones para los empresarios nacionales, simplemente se trata de una herramienta que busca facilitar el proceso de exportación. Si se esperan resultados óptimos, debe haber inversión, no muy alta,  en tiempo y dinero, constancia, planeación, y seguimiento, así como aprendizaje y mejora continua. Hay que romper el mito del no se puede. 

¿Qué pasa con los pequeños y medianos empresarios frente al TLC? 
A pesar de que anteriormente las exportaciones eran un privilegio para los grandes empresarios, con el TLC se encuentran grandes ventajas para los pequeños y medianos empresarios con vocación exportadora, pues tienen la posibilidad de acceder al mercado de EE.UU. con menos gastos, aprovechando la facilidad de acceso a la información, además con condiciones especiales por parte de los proveedores de servicios complementarios y de logística, lo importante es orientarse bien. 

¿Cuál es el primer paso para aprovechar el TLC?
Aprovechar este tipo de herramientas, dependerá en buena parte de realizar un ejercicio de planeación estratégica, en la que se determinen los objetivos, las metas, la visión y la misión, esto hará las veces de carta de navegación y permitirá anticiparse a las situaciones para reducir los riesgos. No es necesario que sea un plan robusto y complejo de exportación, pero si un plan aterrizado, basado en la información del mercado (disponible con gran facilidad hoy en día) y en especial con una proyección que se convierta en el norte de la empresa y que permita que se tomen las medidas tendientes a alcanzar los objetivos propuestos. 

¿Por la existencia del TLC entre Colombia y EE.UU. se redujeron los requisitos legales? 
Es preciso aclarar que el TLC (con EE.UU. y en general con cualquier otro país) no supone per se la eliminación de las normas vigentes, sino que procura la eliminación de obstáculos, barreras, protecciones a los productores nacionales, para dinamizar el intercambio comercial entre países, que hacen cesiones recíprocas ampliando sus mercados y abriendo oportunidades de nuevos negocios. En este orden de ideas, las regulaciones de cada uno de los países firmantes se mantienen y los empresarios deben informarse y asesorarse para poder entrar sin contingencias que le generen un desgaste traducible en pérdidas cuantiosas. 

Finalmente es importante mencionar que no es suficiente ver la exportación como un fin, esta debe ser el comienzo y debe estar seguida de la gestión comercial, distribución, promoción y las estrategias de ventas apropiadas para obtener los resultados esperados. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.