Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Eduardo González

lunes, 17 de julio de 2017

Ante el auge de candidaturas a la presidencia a través de firmas, conozca cómo se debe hacer este trámite.

Seguramente le ha sorprendido la cantidad de candidatos que han optado por lanzar sus campañas a la presidencia a través de comités promotores, pues en los últimos días, políticos como Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Clara López y Alejandro Ordóñez anunciaron que tomaron ese camino y se propusieron llegar al millón de firmantes, aunque necesitan 386.000 avaladas.

Pero si un ciudadano del común, como usted, decidiera participar en las elecciones presidenciales del próximo año, a través de ese mecanismo, tendría que tener en cuenta varios requisitos antes de contemplar aspirar por esa opción.

De acuerdo con la Ley 1475 de 2011, que define las reglas de los procesos electorales, la conformación de grupos significativos de ciudadanos, como otra forma de participación electoral, es válida para “candidatos que no cuentan o no desean contar con el aval de un partido o movimiento político”.

Luego de inscribir el comité en la Registraduría debe recoger las firmas para presentarlas ante la autoridad, aunque estas serán verificadas por la Dirección de Censo Electoral, que, además, será el órgano que deberá expedir la certificación que avala al candidato en cuestión.

Antes de presentar las planillas tenga en cuenta que debe haber recogido muchas más de las firmas necesarias, pues varias pueden resultar invalidas por diferentes razones. Para 2018, los candidatos por firmas deberán contar con 386.000 apoyos válidos, cifra que corresponde a 3% de los votos aprobados de las elecciones presidenciales de 2014, a las cuales, en primera vuelta, acudieron 12.844.949 colombianos. De igual forma, los formatos que presentará ante el ente deben incluir el objetivo de la recolección, nombre del grupo, número de consecutivo, nombres, apellidos, firma y cédula de quienes apoyen la causa y logosímbolo de la campaña. Además, una persona puede firmar apoyando a varios comités.

El nombre y logo que se escoja se utilizará para efectos de la tarjeta electoral, la campaña y la reposición de votos, aunque tenga en cuenta que no podrán guardar relación con símbolos o emblemas de la patria.

Para el candidato Sergio Fajardo, en su caso, la decisión se tomó porque “llevan 18 años en política como Compromiso Ciudadano. En el acuerdo de paz negociaron la creación del partido de las Farc, con la condición de que otros movimientos podían adquirir la personería jurídica. Todavía no han cumplido y no nos íbamos a quedar sentados esperando a que algún día se les ocurra hacerlo”. El exgobernador también dijo que el proceso de recolección “es muy exigente”.

LOS CONTRASTES

  • Sergio FajardoPrecandidato presidencial

    “En el acuerdo de paz se negoció crear el partido de las Farc con la condición de que otros movimientos podían adquirir la personería jurídica. Todavía no han cumplido y no nos íbamos a quedar esperando”.

Por otro lado, el experto en marketing político, Óscar Ritore, explicó que esta tendencia de inscripción por firmas se puede estar dando por “la decadencia de los partidos políticos tradicionales, el ascenso de los canales digitales como instrumento de persuasión y el hastío de muchos colombianos que sienten que con ellos ya no es la cosa”.

En el mismo sentido opinó Carlos Arias, analista de la Universidad Externado, quien agregó que las firmas son la alternativa para ganar el favor popular.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.