Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

viernes, 21 de marzo de 2014

La industria minera requiere para su operación del agua, insumo que al igual que los minerales están catalogados como recursos naturales, es decir, son proporcionados por la naturaleza para que la sociedad pueda utilizarlos para su bienestar y desarrollo. 

¿Cómo hacer posible ese desarrollo armónico entre minería y agua? Una pregunta que divide entre el radicalismo sin fundamento y entre hechos concretos, con ejemplos reales.

Para Naciones Unidas “una mejor eficiencia en el uso del agua y la energía es tan imprescindible como las políticas coordinadas, coherentes y concertadas”. Detrás de una acción debe existir una política que defienda un objetivo concreto y en el tema del agua, el sector minero formal cuenta con directrices claras para garantizar una operación responsable y segura que haga un buen uso de este recurso.

Las cifras promedio en el mundo hablan que la agricultura consume 70% del agua, la industria 19% y el uso doméstico 11%. En Colombia menos del 1% del consumo nacional de agua lo hacen las empresas del sector de la minería a gran escala y la mitad de ese consumo corresponde a agua de lluvia, de mar o reutilizable.

La industria minera por disposiciones legales, por costos y por buenas prácticas, busca minimizar el consumo del agua en sus operaciones, la trata, la reutiliza o la recicla. Las empresas formales y legales demuestran que es posible la coexistencia de minería y agua bajo estándares que permitan prevenir, mitigar y compensar los potenciales impactos desfavorables y maximizar aquellos impactos positivos en el medio ambiente en su área de operación. 

Por ejemplo, las empresas de carbón invierten en un año cerca de $157.000 millones, en programas de responsabilidad ambiental. Estas compañías crean parcelas agroforestales, semilleros de frailejón y desarrollo integral de afluentes para la preservación de los recursos naturales.

La armonía en el territorio con el tema ambiental y otros que surgen de la dinámica de la convivencia, se expresan bajo compromisos y acuerdos que propendan por garantizar, entre otros, el cuidado y respeto del medio ambiente, un objetivo permanente de la minería legal.

Hoy, en el día Mundial del Agua, la industria formal y legal del sector minero reitera su compromiso con el uso responsable de este recurso natural, con la conciencia de que su adecuado manejo, garantizará el desarrollo sostenible de Colombia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.