Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martes, 2 de septiembre de 2014

El Dr. Stevens dijo que un plan comprehensivo de cierre está acordado entre las autoridades, las comunidades y las empresas antes que una mina está desarrollado para minimizar los impactos medioambientales para que haya menos de rehabilitar al final. “Las canteras pueden transformarse en lagos para peses o humedales para la vida silvestre. Se vuelen cuerpos naturales de agua que se puede usar para irrigar la agricultura. En British Columbia, Canadá, con frecuencia se vuele a piscinas para trucha,” comentó.

El curso, organizado por Colombia Gold Letter tuvo el propósito de dar los participantes un fundamento en cada etapa de la cadena de valor de la minería de una manera sencilla, non-técnica e incluye la exploración, estudios económicos, desarrollo y operación de las minas, el procesamiento, cierre y reclamación. Participaron más que cincuenta personas, entre las que estaba una delegación de líderes comunitarios de Santa Rosa de Osos, Antioquia donde la empres Red Eagle Mining pretende hacer una mina subterránea de oro.

Los participantes tuvieron la oportunidad de llenar los vacíos de su conocimiento de la minería y entender mejor los conceptos de la minería moderna. “Uno de los obstáculos para la minería moderna en Colombia es la falta de conocimiento en cada nivel de la sociedad. No tenemos proyectos de oro modernos para ver y aprender entonces este curso fue muy útil porque hemos visto cómo se hacen operaciones modernas en Canadá,” dijo Hernan Rodriguez, socio en la bufet de abogados Norton Rose Fulbright.

Con las empresas responsables para el cierre y rehabilitación de sus faenas, las prácticas modernas incluyen colocar un bono medioambiental para dar a las comunidades y el gobierno la garantía de que los fondos serán disponible y que ellos no tendrán pagarlo. “Esto da incentivo a las empresas para hacer la reclamación en forma continua para que se devuelvan partes del bono en medida que se rehabilita las zonas ya explotadas,” dijo el Dr. Stevens.

También explicó que el desarrollo sustentable busca satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de generaciones futuras de satisfacer sus propios necesidades. “Si mira al desarrollo minero solo desde el punto de vista medioambiental siempre va a ser negativo porque la minería sí impacta la tierra. Sin embargo, esta visión no considera el crecimiento económico que viene desde una mina. Se puede genera una riqueza inmensa de una mina relativamente pequeña y esa oportunidad económica para décadas a las comunidades. Una comunidad que es pobre cuenta con muy poca oportunidad a construir su desarrollo social y cultural por razón de la preocupación constante de cómo va a alimentarse. La minería permite a las comunidades construir la infraestructura social”, dijo.

La falta de conocimiento y entendimiento sobre la minería moderna genera preocupaciones sobre el usa del agua y la posibilidad de contaminación por químicos como el cianuro. “Como una sociedad, sentimos que no podemos tener ningún riesgo. Si pensamos que hay un riesgo de contaminación en el desarrollo de una mina, sentimos que no podemos avanzar, pero hay riesgos en la vida y tenemos que hacer compromisos. Solo 15% del uso industrial de cianuro a nivel global es es por la minería. Se usa el cianuro en las industrias de textiles, cosméticos, farmacéuticos e incluso el vino. No hay un asunto grande de uso del cianuro en la minería moderna, pues se está manejado bien. Se descompone naturalmente bajo la luz del sol a dióxido de carbono y nitrógeno, que son componentes del aire que no respiramos. No se acumula biológicamente en la cadena alimenticia como el mercurio,” destacó.

Preocupación comunitaria
El Dr. Stevens dijo que se recicla al menos 70% u 80% del agua que se usa en una minería moderna, disminuyendo la necesidad de sacar agua de las fuentes naturales, y que las medidas de acopiamiento de agua para proteger una mina, con frecuencia agrega agua al suministro local. “El temor más grande de la comunidad de Santa Rosa es la gestión del aguay ha sido muy bueno fortalecer nuestro conocimiento y ver las mejores maneras de trabajar desde una academia,” dijo Santiago Herrera, líder de la junta de acción comunal. “Este curso me ha dado una base para decir que el temor de la minería es por la falta de conocimiento. He visto que la inversión en una mina subterránea que está bien planificada no tiene las repercusiones de otros tipos de la minería,” dijo el agrónomo Nicolas Ossa. 

“Estar en contacto con una persona que es experta en la minería moderna nos da la posibilidad de avanzar en el discurso sobre las prácticas mineras. Es muy útil conocer las experiencias de una minería que es más humanista que lo que ha ocurrido en el Bajo Cauca,” dijo Geovanny Celis, de la dioces de Santa Rosa.

El Dr. Stevens enfatizó la importancia de trabajar con las comunidades para llegar a acuerdos donde ellos ayudan a establecer los beneficios de un proyecto que los afectará. “Cuando fluyan los beneficios, las comunidades empezarán a tener una economía y cultura independiente, porque no depende de regalos. Los ingresos económicos de una solo mina a lo largo de su vida son inmensos comparados a cualquier otro uso de la tierra,” dijo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.