Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martes, 8 de octubre de 2013

Uno de los aspectos fundamentales que ha marcado la dinámica reciente del sector bancario ha sido su proceso de internacionalización. En principio, esto se dio a través de participaciones en entidades que no eran netamente financieras.  No obstante, a partir de 2007, se dio una incursión directa mediante la adquisición de entidades financieras en otros países de la región. En la actualidad la banca colombiana participa con 14,5% de los activos bancarios en Centroamérica y 11,6% en Panamá, donde más crece.

Lo anterior ha implicado la conformación de conglomerados financieros de mayor tamaño, en los que la incorporación de operaciones en distintos sectores y jurisdicciones representa nuevos y grandes desafíos y retos. 

Al respecto, en recientes declaraciones, las autoridades manifestaron que vienen adelantando una serie de iniciativas relacionadas con la supervisión consolidada de conglomerados, especialmente de aquellos que cuentan con subordinadas en el exterior. 

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público (Mhcp) mencionó que está trabajando en un proyecto de ley sobre conglomerados que será radicado próximamente, y con el que principalmente se busca ampliar las capacidades y facultades de la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) frente a los conglomerados financieros y establecer un periodo de permanencia fijo para el superintendente. 

Por su parte, la Superintendencia también viene adelantando un análisis con el fin de estructurar un modelo de supervisión consolidada y transfronteriza. 

Para este fin, ha mencionado que el modelo que estructure se va a basar en los siguientes cuatro pilares: (i) gestión integral de riesgos, (ii) requerimientos prudenciales, (iii) cooperación e intercambio de información y (iv) protocolos de crisis transfronterizas. Es importante que cualquier medida que se implemente esté en línea con los estándares internacionales y tenga en cuenta la situación de los conglomerados locales. Es evidente que existen avances tanto en la comprensión como en las implicaciones de implementar un esquema de supervisión consolidada. Sin embargo, es necesario realizar un análisis profundo que tenga en cuenta el modelo de negocio y la estructura de los conglomerados, el cual permita resolver los interrogantes actuales y futuros, y elaborar argumentos sólidos para determinar cuál es el esquema más conveniente.

Finalmente, esta discusión es de alta relevancia para las autoridades y para el sistema financiero, ya que es necesaria para asegurar su solidez, eficiencia y estabilidad. Sabemos que este tema será debatido en el futuro próximo, por lo que se quiere resaltar el interés de la industria por hacer parte activa en el diseño y definición de las iniciativas que se planteen en este proceso. De la participación conjunta de los actores involucrados, dependerá el éxito de las normas que se definan y el fortalecimiento del proceso de internacionalización de la banca colombiana. 

Cualquiera de estos temas tiene enorme trascendencia para el futuro de la industria, por lo que consideramos del mayor interés hacerle seguimiento.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.