Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Viernes, 10 de julio de 2015

Una mentalidad ganadora no es simplemente creer en el triunfo. En realidad, es algo mucho más complejo.

Es normal que los ganadores en algún momento hayan recurrido a un modelo o inspiración de cualquier época o deporte. También se puede utilizar lo que grandes deportistas hacen con sus diferentes sensaciones, algo conocido como orientación sensorial. Aquellos deportistas con orientación sensorial positiva se centran en el éxito y en las consecuencias del éxito, más que en las dificultades y las consecuencias del fracaso. Mientras que los deportistas con orientación sensorial negativa tienen la misma capacidad para interpretar las sensaciones pero utilizan su poder sensorial para producir emociones negativas y se centran en las dificultades y el miedo a perder.

Otro aspecto importante es manejar de una manera positiva la adrenalina que se origina. Algunos creen que el nerviosismo previo a una acción es el resultado de la ansiedad y de una tensión negativa, pero hay muchos programas psicológicos que enseñan a los deportistas a controlar y a suprimir esta ansiedad. Una relajación extrema tampoco es el método ideal para obtener el control de la tensión y dar el máximo rendimiento; pero en ocasiones dicha relajación puede frustrar el objetivo propuesto. El efecto de la adrenalina se debe aceptar con una actitud positiva, pues significa que el cuerpo se prepara para una responsabilidad muy alta.

Igualmente es importante recordar las sensaciones después de un gran logro, pues sirve para olvidar el efecto negativo de la adrenalina y establecer un óptimo nivel en el organismo. Un ganador tiene la habilidad de desarrollar estrategias; se siente libre para concentrarse y adoptar un pensamiento estratégico.

Los campeones afrontan la competencia; ellos/ellas han estudiado los puntos débiles de los rivales y los puntos fuertes; han analizado las condiciones de realización de la carrera y saben adaptarse a las variaciones. Un ganador tiene amor propio por su deporte y las competencias; llevan su afición al extremo y se divierten cuando compiten.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.