Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

miércoles, 24 de junio de 2015

La Declaración de París se da en un contexto de ‘boom’ de las ayudas internacionales, y por eso, la Ocde identificó una serie de problemas relacionados con la ayuda. El desorden de esa ayuda se veía reflejado en el fomento de relaciones asistencialistas, duplicación de esfuerzos, falta de rendición de cuentas, falta de medición de impacto, generación de acciones fútiles, entre otros problemas identificables hoy en el ambiente de desarrollo de cualquier país del sur global.

En el marco de los 10 años de la firma de esta declaración, quiero trazar un paralelo de los compromisos ahí pactados y cómo deben ser aplicados por parte del sector privado, para establecer prácticas responsables de RSE. Que esto sirva como un check-list para cualquier programa de RSE, que estos reflexionen sobres los principios abajo comentados, producto de aquella reunión.

Es importante hacer la salvedad de que los cinco principios se refuerzan mutuamente, y que uno es tan importante como el otro, así que para poder tener intervenciones responsables y serias, deben ser tenidos en consideración, además, los conceptos han sido adaptados para que apliquen a un escenario de RSE.

Estos son, apropiación, la calidad de las intervenciones debe ser pensada a largo plazo con una visión de auto-sostenibilidad. Esto se traduce en que desde un inicio, la estrategia de RSE debe contemplar su eventual salida para que el programa o proyecto termine siendo liderado autónomamente por la comunidad intervenida. De no ser así, se desarrollan relaciones asistencialistas entre la empresa y la comunidad, donde la dependencia de la segunda dependerá siempre de la existencia y voluntad de la primera.

Alineación, las empresas privadas deben respetar el liderazgo de los gobiernos locales y regionales, ya que estos son los llamados a trazar la política de desarrollo. Esto quiere decir que el enfoque de los programas de RSE, debe tener en cuenta la línea dada por el territorio, para evitar la creación de “estados paralelos”, si no por el contrario, mejorar la capacidad de los gobiernos y escalar sus programas, ya que son estos los que cuentan con una visión holística de la comunidad.

Armonización, la empresa privada debe coordinar su trabajo en desarrollo mejor, entre las mismas empresas, para así evitar duplicidad de esfuerzos. En términos prácticos, antes de desarrollar una estrategia de RSE es de vital importancia hacer un estudio de qué están haciendo otras empresas, para evitar sobre cargar campos del desarrollo y no tener, por ejemplo, una sobre oferta en proyectos de educación y necesidades grandes en programas de salud o de generación de ingresos.

También está la gestión, que está orientada a resultados. Cuando se contemple un plan de RSE, debe ser claro como este, de manera tangible, genera un impacto en la vida de las personas que se busca impactar. Para esto, es de fundamental importancia el desarrollo de sistemas y herramientas que permitan medir la efectividad de los programas y los proyectos.

La rendición de cuentas, todas las organizaciones que busquen intervenir en alguna comunidad, deben desarrollar un mecanismo de rendición de cuentas con la misma comunidad, el Estado y sus pares.

La transparencia de la RSE es crítica para el óptimo cumplimiento de los otros cuatro principios, ya que la aplicación de estos debe ser auditada por los actores mencionados, y la información gestionada debe servir de insumo para el mejoramiento de los programas con base en las necesidades de la población a intervenir.

Hoy, 10 años después de la elaboración la declaración que esboza estos principios, hago notoria la vigencia que estos aún tienen, y la invitación es para los programas de RSE, que no sean solo un elemento de promoción de la empresa, sino la contribución al cambio con la convicción de apoyar el desarrollo social sostenible de los países del Sur Global.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.