Foto por: Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia viernes, 12 de octubre de 2018

Carnes Frías Enriko presentó oposición frente la solicitud de Bavaria, pero la Dirección de Signos Distintivos la declaró infundada

En la Superintendencia de Industria y Comercio tuvo lugar un conflicto marcario entre dos grandes compañías. Por un lado, la empresa de cerveza más grande de Colombia, Bavaria, solicitó el registro de la marca Bacán. Luego, Carnes Frías Enriko presentó oposición con fundamento en que al realizar la confrontación con su marca Bakano, esta podría llegar a confundirse por no tener suficiente distintividad al ser iguales en los campos fonéticos, auditivos, ortográficos, visuales, conceptual y gráficos.

Fue un pleito del que salió beneficiado Carnes Frías Enriko pese a que la Dirección de Signos Distintivos declaró infundada su oposición. La razón fue que la misma entidad marcaria negó la solicitud de registro, pero no por presentar rasgos similares de competitividad con Bakano, sino porque en la base de datos de la Superindustria reposaba una marca registrada de oficio, Bacana, de la cual argumentaron sí existe una relación porque identifican productos de la misma clase 32.

Como primer punto, en el estudio de registrabilidad de la SIC entre Bacán vs. Bakano encontraron que en efecto tienen similitudes ortográficas y fonéticas, sin embargo, en cuanto a su conexión competitiva, la de Bakano es de distinta naturaleza a la de Bacán. Uno corresponde a productos cárnicos de origen animal y el otro se refiere a bebidas. Con base en esto se declaró infundada la oposición de Carnes Frías Enriko.

Ahora bien, superada la oposición, la Superintendencia se percató de un nuevo conflicto de marcas entre Bacán vs. Bacana. En este caso sí existe una conexión competitiva, “toda vez que se trata del mismo tipo de productos, esto es, agua mineral, gaseosa y otras bebidas no alcohólicas”.

LOS CONTRASTES

  • Estefanía Chaves HurtadoAbogada de Buriticá Abogados

    “En la clase 32 ya existe la marca Bacana que al compararla con Bacán solo se evidencia el cambio de una letra, cambio que no es suficiente para evitar confusión en el público consumidor”.

En ese orden de ideas, Juan Manuel Serrano, director de Signos Distintivos de la SIC, lo primero que resolvió fue declarar infundada la oposición interpuesta por Carnes Frías Enriko. Segundo, negó el registro de la marca Bacán solicitada por Bavaria. Por último, notificó a los implicados de la Resolución No. 76235, correspondiente al caso, advirtiéndoles que frente a la decisión procede el recurso de apelación con la Superintendente Delegada para la Propiedad Industrial dentro de los siguiente 10 días hábiles a partir del 8 de octubre de 2018.

En los términos concedidos a Bavaria para defenderse, la empresa cervecera no respondió en ningún momento. Ahora bien, a pesar de que la oposición de Carnes Frías Enriko fue infundada, la decisión final de la SIC de negar el registro de Bacán terminó beneficiándolos.

Antecedentes

Bavaria es una compañía colombiana de bebidas fundada por el alemán Leo Siegfried Kopp en 1889. Actualmente pertenece al grupo Anheuser-Busch InBev, una empresa multinacional considerada como la mayor fabricante de cerveza en el mundo.

En cuanto a la empresa nacional, entre sus marcas más reconocidas destacan Águila, Águila Light, Águila Cero, Budweiser, Corona, Club Colombia, Costeña, Costeñita, Pilsen, Poker, Redd’s, entre otras. También resaltan unas derivadas como Cola & Pola.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.