Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Sábado, 24 de marzo de 2018

Los empresarios invirtieron menos en el registro de signos

Los departamentos de Colombia mantuvieron estables sus cifras del número de solicitudes de marca ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en 2017.

El top de las regiones que más hicieron solicitudes lo sigue liderando Bogotá y Antioquia, sin embargo, hubo una desaceleración en la capital del país. En 2016 los capitalinos inscribieron 11.302 signos, mientras que el año pasado, el número llegó a 10.421 solicitudes. Esto significa que el centro con la mayor actividad comercial del país tuvo una disminución de 7,8% en la creación de nuevas enseñas.

LOS CONTRASTES

  • Álvaro Ramírez BonillaSocio de B&R Latina

    “Las solicitudes son un indicador de la confianza que tienen los empresarios en la economía. Un mayor número de solicitudes de marca indica que las empresas le están apostando a sacar productos”.

Antioquia se mantiene como el segundo departamento de mayor actividad empresarial con 5.504 solicitudes. Sus cifras siguen lejos de las bogotanas teniendo en cuenta la importante participación de Medellín en el mercado colombiano, no obstante, sus resultados se mantuvieron estables en los últimos dos años y en los primeros dos meses de 2018 han presentado 91 solicitudes más que en 2017

Frente a la brecha que existe entre las cifras de la capital y Antioquia, Álvaro Ramírez, socio de B&R Latina dijo que se debe al “al excesivo centralismo que caracteriza a nuestro país. Además de las grandes empresas nacionales, las multinacionales están en su mayoría en Bogotá. Igualmente las firmas de abogados en propiedad industrial están prácticamente concentradas en la capital”.

El Valle del Cauca y Atlántico presentaron comportamientos similares a los de los antioqueños en los últimos dos periodos. Esto demuestra que en términos generales aunque no haya disminuciones considerables en el emprendimiento del país, tampoco está creciendo el sector.

Según Carlos Amaya, socio de Amaya Propiedad Intelectual, “la alta carga tributaria y la ausencia de capacitaciones para un mercadeo efectivo y constante terminan ahogando estos emprendimientos y su permanencia en el mercado a pesar de las facilidades que hay para crear una empresa”.

El experto añadió que la alta carga tributaria, reformas como la del IVA de 19%, el desplazamiento de venezolanos y la situación electoral del país inciden mucho en que la economía y la inversión estén prevenidas y marchen lentamente lo que lleva a que no crezcan desde el año pasado.

Ramírez expresó al respecto que “las solicitudes de marcas son un indicador de la confianza que tienen los empresarios. Un mayor número de solicitudes indica que las empresas le están apostando a sacar productos”. No se puede determinar el estado de la economía de una región a partir del número de solicitudes de marca, pero sí se puede indicar que los empresarios están invirtiendo menos.