Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alexis Posso - aposso@larepublica.com.co viernes, 15 de febrero de 2019

Superintendencia de Industria y Comercio concedió signo solicitado por 10 años a partir de la fecha

La empresa Matti S.A.S solicitó, ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), el registro de la marca Matti, un viaje por los frutos de la tierra. La cual fue concedida por un periodo de 10 años a partir del momento de su aprobación.

La compañía de retail, Koba Colombia, titular de Tiendas D1, había presentado oposición a la solicitud realizada por Matti S.A.S., argumentando la similitud de esta nueva marca con la previamente registrada Latti. Ambas marcas distinguían en el mercado productos de la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza.

La oposición de Koba fue presentada afirmando que el signo en trámite se encontraba incurso en la causal de irregistrabilidad contenida en el artículo 136 literal A de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

“Consideramos que la marca solicitada podría menoscabar los derechos Koba Colombia S.A.S, teniendo en cuenta la similitud fonética, y ortográfica entre los signos cotejados”, afirmó la representación jurídica de la opositora.
La defensa legal de Koba, indicó además que la marca Matti, “cuenta con el mismo número de sílabas, reproducen de cuatro de los cinco grafemas” que conforman su marca previamente registrada.

La opositora indicó que el cotejo debe tener en cuenta la presencia de la doble “t” en ambos signos, misma que los hacen especialmente similares a la vista del consumidor.

Por su parte, la solicitante, Matti S.A.S, declaró que la marca cuyo registro fue solicitado en el expediente de la referencia “es una marca mixta, que además de contener la palabra Matti, contiene la frase “un viaje por los frutos de la tierra”.

De acuerdo con la empresa, Matti, lo anterior es una ventaja sobre el signo opositor pues la frase complementaria hace de Matti, una marca completamente distinta a pesar de las similitudes ortográficas.

AL contactó a tres expertos en Derecho de Autor para consultar la validez de la decisión tomada por la Superintendencia de Industria y Comercio.

La abogada especialista en Propiedad Intelectual, Juliana González, socia de González de la Espriella Abogados, consideró que existen signos que pese a su conexidad competitiva y similitud gramatical, tienen un impacto que permite su identificación por el consumidor. “En este caso, si bien nos apartamos de la decisión de la SIC, los elementos adicionales que tenían las tres marcas en cotejo resultaron relevantes para el examinador”, indicó González.

Los también expertos en esta temática, Eduardo Cabrera, socio de Sergio Cabrera Abogados y Edgar García, asociado a la firma García Escobar, coincidieron en que la decisión tomada por la SIC al conceder el registro de Matti es acertada.

De acuerdo con los abogados, la fuerza del nuevo signo dada por sus diferencias gráficas y conceptuales, la hacen completamente distinta a la marca previamente registrada.

Así pues, la Superindustria tomó la determinación de declarar infundada la oposición de Koba Colombia, autorizando el registro de la marca Matti por un periodo de 10 años.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.