Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co miércoles, 23 de septiembre de 2020

La marca de panes y ponqués no logró demostrar que el registro de Raam afectaría gravemente la fuerza distintiva y su presencia en el mercado

En este pleito de marcas la compañía Productos Ramo S.A.S. se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para oponerse ante el registro de la marca Raam (mixta) de Laboratorio Raam Sahuayo, que intentaba identificar productos lácteos como leches de diferentes clasificaciones, comprendidas en la clase 29 de la Clasificación Internacionales de Niza.

En primer lugar, Ramo argumentó que la marca solicitante comparte semejanzas ortográficas, visuales y fonéticas que son suficientes para generar riesgo de confusión y asociación en los consumidores. De la misma manera afirmó que Raam y Ramo, generan un impacto en conjunto muy similar, que provoca riesgo de dilución de la fuerza representativa de las marcas y asociaciones innecesarias en el mercado y los consumidores.
Para la compañía de panes y ponqués es claro que la marca solicitante no cuenta con elementos adicionales que permitan una identificación dentro del mercado y que es evidente la existencia de una conexidad competitiva, en tanto, ofrecen productos complementarios entre sí.

LOS CONTRASTES

  • Eduardo Cabrera GordilloSocio en Sergio Cabrera Gordillo

    “La SIC aplicó debidamente las reglas del cotejo mercario permitiendo el registro de la marca solicitada. Raam no atenta contra la notoriedad de Ramo”.

De la misma manera aseguró que desde el punto gráfico, no hay ninguna coincidencia entre los signos en conflicto, ya que la gráfica del signo solicitado es un león frente a unos juegos, pintado con colores café, verde, morado y azul que no presentan similitud alguna con el rombo, los paquetes y colores de la marca opositora.

Ahora bien, otro de los aspectos controvertidos por Laboratorio Raam fue el ortográfico y fonético, donde se determinó que no habría riesgo de confusión, pues la combinación de caracteres provoca sonidos perfectamente identificables y diferenciados por el oído humano.

Luego de revisar el material, la SIC determinó que, si bien los signos comparten alguna semejanza en cuanto a la primera sílaba RA, es posible decir que cada uno de ellos cuenta con elementos adicionales que generan que al ser pronunciados y transcritos produzcan una impresión totalmente diferente en el consumidor y en caso de coexistencia no generarían riesgo de confusión ni de asociación.

Por esta razón la SIC determinó declarar infundada la oposición de Ramo, pero reconociendo su notoriedad y conceder el registro de marca a Laboratorio Raam Sahuayo.

Jonathan Toro
Jtoro@larepublica.com.co
#PleitoDeMarcas

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.