Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Jueves, 8 de marzo de 2018

La dirección de signos distintivos había negado parcialmente la inscripción

Tecnoquímicas logró que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) reconociera la legitimidad de su producto Genetest (nominativo) y registrara su nombre en el archivo de propiedad industrial.

De acuerdo a la compañía, Genetest es un fármaco que ayuda a identificar la medicación que necesita cada paciente psiquiátrico y da información personalizada sobre su respuesta a las sustancias que hayan utilizado frecuentemente para controlar trastornos como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión, la epilepsia y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. El dispositivo da los resultados valiéndose de una muestra de saliva con la que aísla y analiza 30 genes y 79 variaciones genéticas propias del sujeto.

La comunidad científica del mundo respaldó los resultados de este fármaco y ha publicado diversos artículos sobre su efectividad con los pacientes.
El conglomerado pretendía inscribir este producto en la clase 5 de la Clasificación Internacional de Niza que cobija productos farmacéuticos y medicamentos de uso humano.

La Dirección de Signos Distintivos negó la solicitud de registro en primera instancia porque consideró que el propósito del producto era engañoso al público y su nombre no daba información real sobre su uso.
El grupo empresarial no estuvo de acuerdo con el criterio de la entidad y apeló ante la Delegatura para Propiedad Industrial en la SIC.

Los abogados alegaron que Genetest es una expresión de fantasía y caprichosa que evidentemente alude al propósito de la herramienta. También argumentó que su nominación no existe como una palabra dentro del diccionario de la Real Academia Española y por lo tanto no tiene un significado propio aparte del de su creador. Concluyeron señalando que la Delegatura dividió su marca en las palabras ‘Gene’ y ‘Test’ y que el análisis de las marcas debe hacerse siempre en conjunto.

Según el criterio de Hasbleidy Calvo Rojas gerente legal en BR Latin America IP LLC, “el nombre no alude directamente a las características del producto que pretende identificar, quedando excluida cualquier posibilidad de engaño para los consumidores”.

La Delegatura volvió a hacer el proceso de análisis de registrabilidad al nombre y consideró que el signo solicitado no resulta engañoso porque no atenta contra las condiciones de veracidad impuestas en el tráfico mercantil ni brinda información errónea sobre los objetivos del análisis.

LOS CONTRASTES

  • Hasbleidy Calvo RojasGerente Legal en BR Latin America IP LLC

    “Este es un signo de fantasía cuyo nombre no alude directamente a las características del producto que pretende identificar, quedando excluida cualquier posibilidad de engaño para los consumidores”.


  • Carlos AmayaSocio de Amaya Propiedad Intelectual

    “El análisis de la Delegatura es acertado, toda vez que la unidad marcaria Genetest aparece a la vista del consumidor como una marca de fantasía, con aptitud distintiva para identificar productos farmacéuticos y médicos, y diferenciarlos de otros de la competencia”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.