Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paula Samper Salazar Sábado, 10 de marzo de 2012

A través de la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer, en las últimas semanas el gobierno del Presidente Santos ha realizado importantes anuncios en relación con la protección legal de las mujeres, y el Congreso no se ha quedado atrás.

El gobierno anunció, por ejemplo, la creación de una comisión intersectorial para el tema, y los ejes temáticos de la política pública enfocada hacia las mujeres, a saber: prevención de la violencia, participación en el mercado laboral y en política, mecanismos de seguimiento y fortalecimiento institucional, y por último, salud sexual y reproductiva. Además, el 6 de marzo firmó junto con 32 gobernadores de igual número de departamentos, un acuerdo nacional para la defensa de los derechos de las mujeres.

La participación de la mujer en el mercado laboral es cada vez mayor. La protección desde el ámbito de la seguridad social ha mejorado, sin duda, y prueba de ello es la Ley 1468 de 2011 que amplió la licencia de maternidad a 14 semanas, reconoció la dificultad para las madres de niños prematuros o con partos múltiples, y en general, puso a Colombia en lo que podría considerarse una 'vanguardia' de protección de la maternidad, si se piensa que en países desarrollados, como por ejemplo Estados Unidos, no es obligatorio en todos los estados conceder licencia remunerada por maternidad.

Por el lado de la equidad salarial, el Congreso aprobó la Ley 1496 de 2011, con el objeto de garantizar la igualdad salarial entre los hombres y las mujeres. La ley se centra en la definición de discriminación directa o indirecta por razón del género, e impone a los empleadores algunas obligaciones como la de llevar un registro de perfil y asignación de cargos por sexo, con funciones y remuneración. Es de esperar que las anteriores normas recién expedidas tendrán un impacto positivo en la situación de las mujeres en Colombia; sin embargo, siguen existiendo obstáculos más de tipo práctico que solucionables con una política pública bien intencionada pero que en ocasiones no alcanza a atacar a los problemas reales.

Algunos ejemplos de tareas urgentes están en la educación básica, donde es común encontrar que las niñas no terminan su escolaridad mientras que sus hermanos sí, en la prevención del embarazo en los adolescentes, y en una mayor flexibilidad en las jornadas laborales.

Creo que no hemos podido, como sociedad, resolver los problemas de la paternidad y la maternidad irresponsables.

Pareciera que la falta de oportunidades hace que cada día un mayor número de niños que nacen en Colombia no sean deseados por sus padres. Resulta urgente atacar de manera seria el tema del embarazo adolescente, síntoma muy grave de que los jóvenes no ven un panorama alentador para ellos en materia de educación y trabajo y por lo tanto 'se resignan' a tener hijos.

Y esto, en el caso de las mujeres, como bien lo señalaba el Presidente Santos, lo único que hace es perpetuar la inequidad.

Finalmente, la falta de flexibilidad en las jornadas laborales no promueve el tiempo en familia.

Es innegable que los jóvenes profesionales de hoy, hombres y mujeres, trabajan jornadas extenuantes, recorren distancias absurdamente largas para llegar a sus casas, y dejan a sus hijos en manos de terceros. Es de anotar que estos problemas requieren soluciones creativas que complementen las intenciones del gobierno en su intención de proteger a las mujeres.

Antecedentes
Algunos ejemplos de tareas urgentes están en la educación básica, donde es común encontrar que las niñas no terminan su escolaridad mientras que sus hermanos sí, en la prevención del embarazo en los adolescentes, y en una mayor flexibilidad en las jornadas laborales. Creo que no hemos podido resolver los problemas de paternidad y maternidad irresponsables. Paula Samper Salazar Gómez – Pinzón Zuleta Abogados

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.