Colprensa Lunes, 10 de diciembre de 2012

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia archivó la investigación que adelantaba contra los 79 congresistas que participaron en la votación y conciliación de la fallida reforma a la justicia.

 

Para el alto tribunal no hay suficiente material probatorio para inferir que los parlamentarios incurrieron en el delito de prevaricato por acción y por omisión al momento de votar a favor del proyecto de reforma. 
 
En ese sentido, la corporación judicial, rechazó los argumentos presentados por el demandante según los cuales los congresistas debían declararse impedidos para votar teniendo en cuenta que afrontan procesos judiciales. 
 
Y es que según la demanda, 35 congresistas tenían pendientes procesos en la misma Corte Suprema y 38 pendientes de procesos de perdida de investidura ante el Consejo de Estado, razón por la cual, al votar el citado acto legislativo, podían beneficiarse con lo estipulado en dicho proyecto de reforma. 
 
Al respecto, la Corte indicó que tampoco existen pruebas sobre una violación al régimen del Congreso ni a la Constitución. 
 
“Esto lo considero como un regalo de Navidad, puesto que se desvinculó a todos los congresistas que en hechos bochornosos manipularon el sistema de justicia para su propio beneficio”, advirtió Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas. 
 
Así mismo, aseguró que la Sala Penal de la Corte Suprema compulsó copias a la Fiscalía para que investigue la conducta de Federico Rengifo y Juan Carlos Esguerra, ministros de Justicia en el proceso de aprobación de la fallida Reforma. Bustos argumentó que los entonces ministros omitieron sus funciones de vigilancia y control por aceptar el tránsito, debate y aprobación del proyecto reformista que luego debió ser hundido por el Congreso de la República. 
 
Dicha determinación obedece a una serie de decisiones tomadas este lunes por el alto tribunal en torno a lo que fue el trámite de la conciliación y votación de la reforma a la Justicia en el Congreso de la República. 
 
La Corte, sin embargo, dejó en firme la investigación preliminar a los doce congresistas que conciliaron el texto aprobado en plenarias de Senado y Cámara, al que se colgaron tantos ‘micos’ que hasta el propio presidente Juan Manuel Santos le pidió al Legislativo que lo hundiera. Entre ellos, eliminar la muerte política de los congresistas y blindar a secretarios generales de Cámara y Senado.
 
Los congresistas que serán investigados preliminarmente son los senadores Jesús Ignacio García Valencia, Eduardo Enríquez Maya, Juan Carlos Restrepo Escobar, Juan Manuel Corzo Román, Luis Fernando Duque García y Martín Emilio Morales. 
 
Así mismo, los representantes a la Cámara Alejandro Carlos Chacón, Germán Varón Cotrino, Carlos Edward Osorio, Gustavo Puentes, Orlando Velandia Sepúlveda y Roosvelt Rodríguez.