Colprensa Sábado, 12 de marzo de 2016

“Estas especies silvestres son sometidas a procedimientos que ponen en riesgo su vida y por ende disminución de la población. En el caso de las hicoteas, ellas tienen un crecimiento y desarrollo lento, indiscriminadamente las cazan y no les permiten llegar a su etapa reproductiva”, explicó Martha Martelo, bióloga del Damab.

Explicó que al extraer los huevos de las iguanas, si logran sobrevivir, quedan estériles; “generalmente mueren porque se infectan una vez las cosen. Son sometidas a un procedimiento traumático para satisfacer el paladar, que de manera irresponsable las consumen con mayor incidencia en esta temporada. La tortuga de río es una especie que tiene un alto grado de extinción”.

El Damab ha iniciado, con el apoyo de la Policía Ambiental, operativos de vigilancia sobre el tráfico y comercio ilícito de fauna silvestre, en los cuales se han incautado 298 especímenes de fauna silvestre Estos controles se están intensificando durante todo el mes de marzo.

“Reiteramos el llamado a la comunidad para que adopte una actitud de protección del medio ambiente, respeto por la naturaleza, y a que denuncie el comercio de estas especies”, manifestó la directora general del Damab, Sara Belén Rodríguez Manzur.