Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea Mancera Rojas - amancera@larepublica.com.co Lunes, 10 de septiembre de 2012

La Contraloría General de la República dirigió una Función de Advertencia al Gobierno ante los posibles riesgos que implica permitir en Colombia la explotación de hidrocarburos no convencionales, mediante el llamado “fracturamiento hidráulico”, que ha sido prohibido, suspendido o restringido en países como Francia, Bulgaria, Rumania, República Checa y Australia, al comprobarse varios efectos negativos en materia ambiental.

El control de advertencia se formuló tras conocerse que se ha concedido la primera licencia ambiental para un proyecto de explotación de hidrocarburos no convencionales en las veredas Dominguito y Patiño, del municipio de Buenavista (Boyacá).

Para la Contraloría General, el fracturamiento hidráulico, como herramienta empleada para la explotación de los hidrocarburos no convencionales, conlleva un riesgo latente para el patrimonio ambiental, “por la posible contaminación de aguas subterráneas, la afectación de fuentes hídricas, el riesgo para centros urbanos en el área de influencia, la salubridad pública y el riesgo geológico”.

Esa precisamente es la motivación de la Función de Advertencia que envió el Contralor General de la República (E), Carlos Felipe Córdoba Larrarte, a los ministros de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Minas y Energía, Juan Gabriel Uribe y Federico Renfijo, a la directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), Luz Helena Sarmiento Villamizar, y al director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Orlando Cabrales Segovia.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.