Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Miércoles, 4 de febrero de 2015

La estructura de la familia en Colombia estaría a punto de cambiar y los más pendientes de la decisión acerca de la adopción de parejas del mismo sexo serían las 164 uniones que se dieron en las notarías del país entre enero y noviembre del año pasado.

La ponencia liderada por el magistrado Jorge Iván Palacio que cambiaría el código de infancia y adolescencia, que también acobijaría a las parejas que lleven dos años en unión libre y que ayer no logró un consenso en la Corte Constitucional, sería un hito histórico que quedaría ahora en manos de un conjuez. En este caso se trataría del exmagistrado y expresidente de la Corte Constitucional José Roberto Herrera Vergara.

De acuerdo al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) no se han identificado riesgos para la salud y el bienestar de los menores de edad derivada de la adopción de parejas del mismo sexo. En el país hay 10.416 menores a la espera de una familia y la cifra de adoptados a caído al pasar de 3.058 menores en 2010 en nuevo hogar a 880 al cierre de octubre de 2014.

Juan Gonzalo Zapata, abogado especialista en derecho de familia, explicó que “por principio de igualdad es absolutamente viable dar este tipo de adopción abogando por la familia como núcleo de la sociedad. Los perjuicios de orden religioso, moral o ético pasan a un segundo plano cuando se impone que un menor tenga una fuente de atención real y consolidada independientemente si tiene padres con una diferencia sexual distinta a la cotidiana. Hoy en día negar la existencia de la existencia de los derechos de la comunidad Lgtbi es contraproducente”.

Este camino ya se venía labrando con el ‘guiño’ que dio la Corte en agosto de 2014 a la pareja Ana Leiderman y Verónica Botero, en la que resolvió una acción de tutela donde se reconocieron los derechos de adopción consentida para parejas del mismo sexo, permitiendo a la madre no biológica adoptar a su hija.

Claudia López, senadora del de la República, manifestó que está “a favor de la adopción de las parejas del mismo sexo”.

Aseguró que ve “muy mal este empate pues siempre será mejor la decisión de un cuerpo colegiado que de un individuo”.

Ojalá, aseguró la Senadora, se avance en eliminar la discriminación y garantizar la igualdad de derechos y deberes no solo en adopción sino en matrimonio a las parejas del mismo sexo”. La Corte Constitucional estudia una demanda en contra de varios artículos del código de Infancia y Adolescencia referidos a la adopción, y en contra del artículo 1 de la Ley 54 de 1990 que definen las uniones maritales de hecho.

La ponencia del Palacio buscar dejar los artículos (basados en conceptos de más de 38 organizaciones universidades e instituciones públicas) como están actualmente redactados, pero condicionó su aplicación para que se entienda que también pueden iniciar los procesos de adopción las parejas del mismo sexo. “La Corte no pretende autorizar de manera directa la adopción para estas parejas, ni fijar un estándar o un parámetro en los procesos de adopción. Lo que para esta corporación resulta incompatible es restringir genéricamente la adopción de parejas del mismo sexo, en tanto dicha prohibición no cuenta con una justificación constitucionalmente válida”, dice el texto de la ponencia. La decisión de Herrera no podría tardar mucho, ya que su periodo como conjuez va hasta el 28 de febrero de este año. De dar su voto a favor, Colombia se unirá al club en el que ya hacen se encuentran sus pares regionales: Argentina, México, Brasil y Uruguay.

Antecedentes
Tal y como se esperaba, los magistrados Luis Ernesto Vargas Silva, María Victoria Calle, Gloria Ortiz y Jorge Iván Palacio votaron a favor. Mientras en contra estuvieron Jorge Pretelt, Gabriel Eduardo Mendoza, Martha Sáchica y Luis Guillermo Guerrero.

De acuerdo con varias fuentes del alto tribunal, con la designación del conjuez José Roberto Herrera Vergara, para dar respuesta al caso y quien tiene una larga experiencia como jurista, la posibilidad que las parejas del mismo sexo adopten en territorio nacional no tendría aval, ya que la tendencia del funcionario es ultraconservadora respecto a los temas de la comunidad Lgtbi.

Las opiniones

Juan Gonzalo Zapata
Abogado especialista en derecho de familia

“Por principio de igualdad es viable dar este tipo de adopción abogando por la familia como núcleo de la sociedad. Los prejuicios de orden religioso o moral pasan a segundo plano cuando se impone que un menor tenga una atención real y consolidada”.

Claudia López
Senadora de la república

“Estoy a favor de la adopción de las parejas del mismo sexo y veo muy mal este empate en la Corte Constitucional pues siempre será mejor que este tipo de decisiones sean tomadas por un cuerpo colegiado que por una sola persona”.