Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Martes, 1 de marzo de 2016

Esta empresa, originada en Colombia e ideada por dos ciudadanos suizos, se ha expandido a los mercados venezolano y ecuatoriano, y se está posicionado en Estados Unidos.

Además, según el monitor  de reputación corporativa Merco, en 2015 Alpina ocupó el sexto puesto dentro del ranking de las empresas con mejor reputación en el país. De ahí la importancia de proteger sus marcas.

Por eso, cuando la empresa Andland Overseas solicitó la marca Revive Fiest, Alpina objetó para garantizar que no exista en el mercado una marca similar a sus registradas, Alpina Revive y Revive.

Al hacer un análisis de todas las variables, la Dirección de Signos Distintivos encontró que los signos enfrentados son ortográfica y fonéticamente parecidos, ya que los dos están compuestos de la palabra ‘revive’. Por lo cual podría generarse confusión en los consumidores.

Así mismo, comparó las marcas opositoras y dio cuenta de que ambas comprenden bebidas, pertenecientes a la clase 32 de la Clasificación Internacional de Niza.

Como estos productos podrían estar ubicados en la misma sección de un supermercado, los consumidores podrían asociar el origen empresarial de las dos marcas, es decir, pensarían que es el artículo es un derivado de la marca ya registrada de Alpina.

Por estos motivos, la Dirección decidió negar el signo.

El apoderado de Andland Overseas, Tito Noe Parra, apeló argumentando que “las expresiones tienen elementos propios que les proporcionan distintividad” y que “el vocablo o partícula Revive es de uso común para la clase internacional aplicable”.  En el documento,Parra asegura que como la expresión no es exclusiva de una empresa, entonces tendrían que analizarse el resto de las palabras.

Para la Delegatura no bastaron estas razones para desvirtuar la decisión de la instancia anterior.

La Delegatura para la Propiedad Industrial agregó que la expresión ‘revive’ no es de uso común, ya que “no se constituye una expresión descriptiva, ni genérica, ni de uso común en el mercado de las bebidas no alcohólicas”. Esto fundamentado en que no es una expresión frecuente ni necesaria en el mercado de bebidas, según indica la resolución. De esta manera, se definió que la marca Revive Fiest debía ser negada.

José Arenas, abogado de Arrubla Devis Asociados, coincidió con la decisión, pues  “la confudibilidad aparece más fuerte en el caso, porque no existe una asociación a un elemento figurativo que permita sacar al consumidor de toda duda sobre el origen del producto, especialmente tratándose de productos interconectados”.

Por su parte, Juan Carlos Uribe, socio de la firma apoderada Triana, Uribe & Michelsen, dijo que “la confundible similitud se aplica sobre la expresión Revive, no considerada de manera aislada, sino en relación con grupo de productos determinado, como es el de las bebidas”.

Las opiniones

Juan Carlos Uribe
Socio de la Firma Triana, Uribe & Michelsen
 “No tiene mucho sentido intentar registrar algo a sabiendas que es de uso común. Simplemente, hay una reproducción total de una marca cuyo registro pertenece a Alpina, una marca única en su clase”.

José David Arenas
Abogado de Arrubla Devis Asociados
“Por el enfoque del registro como nominativo la decisión acertó, porque la distintividad no es suficiente, pero erró porque debió tomar más en consideración palabra Revive como un elemento débil”.