Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co martes, 20 de octubre de 2020

Se reunieron cerca de 8.000 indígenas y, según el secretario de Gobierno de Bogotá, transcurrió de forma pacífica

Al cierre de esta edición, la minga indígena se encontraba en la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital, para exigir un diálogo directo con el presidente de la República, Iván Duque.

El Alto Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, aseguró que los representantes del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) firmaron un acta de compromiso con el Gobierno Nacional para atender visitas en terreno, por lo que deberían, según dijo a El Tiempo, devolverse al departamento para cumplir con el compromiso que asumieron mediante un acta.

“Mañana viajamos a Totoró, Cauca. Tenemos cita con la minga indígena. Es el inicio de una serie de nueve visitas a los pueblos indígenas, como se acordó el pasado cinco de octubre, para avanzar en el Plan Social del Cauca”, dijo en Twitter.

A pesar de lo anterior, Giovanni Yule, uno de los líderes de la minga, dijo que no se devolverán. “Vinimos a reunirnos con el presidente, aquí estamos y acá nos quedamos”, enfatizó.

Una vez la marcha llegó a la Plaza de Bolívar la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, hizo presencia en el lugar. “Bogotá ha recibido a la minga indígena como se merece, con respeto”, dijo la mandataria local, quien destacó la organización con la que se movilizaron y las manifestaciones pacíficas.

Agradeció, además el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, que según la Alcaldesa, se cumplieron a cabalidad. “Colombia debe escucharse. Con todo respeto, le reitero el llamado al Gobierno Nacional y al señor presidente para que escuche a la minga. Cuentan con Bogotá para facilitar cualquier proceso de diálogo”, aseguró.

El primer mandatario, por su parte, recordó que hay que evitar las aglomeraciones en cuanto en ellas “se incuba el camino a un rebrote y un rebrote significa retrocesos y aquí se trata es de avanzar. Nada ni nadie puede argumentar que para ser escuchado en una democracia se requiere la promoción de una aglomeración”, y reiteró que su gobierno “es dialogante”.

La manifestación estuvo integrada por cerca de 8.000 indígenas y, según el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, transcurrió de manera pacífica y con “plena coordinación entre las entidades distritales, las autoridades indígenas y la Policía Nacional”.

Antes de que iniciara el recorrido la ministra del Interior, Alicia Arango, insistió en la importancia de que se cumplan los acuerdos e instó a establecer una agenda de peticiones delimitada. “Este Gobierno tiene como prioridad, que los acuerdos que se firmen se cumplan. Por eso la necesidad de establecer claramente, cuáles son los puntos de la minga. Ir focalizando las peticiones, para definir quienes son los encargados y la viabilidad de las propuestas”, dijo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.