Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Jueves, 13 de diciembre de 2012

Los reguladores de la Unión Europea concluyeron una investigación antimonopolio sobre los precios de los libros electrónicos, aceptando una oferta de Apple y de cuatro editoriales para aliviar las restricciones de precio sobre Amazon y otros minoristas.

La decisión supone una victoria para el minorista online Amazon en su intento de vender libros electrónicos más baratos que sus rivales en el mercado de rápido crecimiento y que las editoriales esperan impulse los ingresos y el número de clientes.

Reuters informó por primera vez en noviembre que la Comisión iba a aceptar la oferta del acuerdo.

La Comisión Europea dijo en un comunicado el jueves que las concesiones de Apple y las editoriales alivian las preocupaciones que los acuerdos de precios recorten la competencia.

“Los compromisos propuestos por Apple y las cuatro editoriales restaurarán las condiciones normales de competencia en este mercado nuevo y de rápido crecimiento, para beneficio de los compradores y lectores de libros electrónicos”, dijo el comisario de Competencia de la UE, Joaquín Almunia.

Apple y las editoriales en mención ofrecieron permitir a los minoristas establecer los precios o descuentos durante un periodo de dos años, y también suspender los contratos de la “nación más favorecida” durante cinco años.

Tales cláusulas impiden a Simon & Schuster, la unidad HarperCollins de News, Hachette Livre de Lagardere SCA y Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck, propietario de la alemana Macmillan, cerrar acuerdos con casas rivales para vender lectores electrónicos más económicos que Apple.

Los acuerdos, que según las críticas impiden a Amazon y a otros recortar los cargos de Apple, llevaron a una investigación antimonopolio de la UE en diciembre de del año pasado.

El grupo Penguin, de Pearson, que está también bajo investigación, no formaba parte del acuerdo el jueves.

La Comisión dijo que Penguin había ofrecido concesiones que espera que resuelvan el asunto con las autoridades de la competencia.

Las firmas que sean halladas culpables de infringir las normas de la UE pueden ser multadas con hasta un 10% de las ventas globales.

En el caso de Apple podrían llegar a US$ 15,600 millones, según su ejercicio 2012.

Analistas de UBS estiman que los lectores electrónicos representan aproximadamente un 30% del mercado de libros en Estados Unidos y un 20% de las ventas en Reino Unidos, pero son minúsculas en otros lados.

Amazon cobraba US$ 9,99 por libro cuando lanzó el Kindle.

Según los analistas, este tipo de conflictos se debe basar en los derechos de divulgación de información, fundamentados en los derechos tanto de las compañías como de los consumidores.

Además, se trata de un pleito entre un minorista con una de las más grandes multinacionales.