Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David “Chato” Romero - dromero@larepublica.com.co Jueves, 25 de mayo de 2017

Es común ver que las sesiones en las comisiones legislativas o en las plenarias se retrasen, aplacen o cancelen por cuenta de no tener el quórum decisorio para abordar los proyectos de ley en trámite. 

Sin embargo, como dice la senadora Claudia López, los costos que incurre el Estado terminan siendo onerosos. Un tatequieto que buscan en el Congreso para esta conducta es, a través de un proyecto de ley, sancionar el ausentismo de los senadores y representantes. 

Pero para la mala fortuna de los líderes de esta iniciativa – la bancada del Centro Democrático- solamente a podido sortear uno de los cuatro debates requeridos para pasar a sanción presidencial. El autor de la norma, senador Luis Alfredo Ramos, contó que al momento de empezar la discusión y votación solamente se encontraban 50 senadores. La mitad estaba por fuera. Y mientras se prolonga la discusión y se postergan las votaciones, lo que no puede faltar al final de cada mes es la consignación de $28 millones que reciben de salario.