Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co martes, 14 de agosto de 2012

Mediante un acuerdo anticlonación, la firma Apple Inc otorgó licencias de sus patentes de diseño a la multinacional Microsoft Corp.

Según un ejecutivo de la compañía estadounidense, este contrato se hizo bajo la condición de que no se copiara ni el iPhone ni el iPad.

El anuncio se llevó a cabo en medio de uno de los juicios en los que están involucrados Apple y Samsung en el cual el director de licenciamiento de patentes de Apple, Boris Teksler participó con su intervención. En este caso, Apple acusa a Samsung de copiar sus dispositivos iPhone y iPad. Por su parte, la surcoreana dice que Apple infringe varias de sus patentes.

En sus declaraciones, Teksler manifestó que la compañía en la que trabaja ofreció licencias de un grupo de patentes que, fundamentalmente, eran de una categoría altamente protegida, relacionadas a lo que él denominó la “experiencia única del usuario”.

El director de licenciamiento de patentes de Apple, dijo al jurado la semana pasada que podía contar “con “los dedos de una sola mano” las instancias en que Apple ha otorgado licencias de esas patentes. Las negociaciones entre las empresas enfrentadas no ha llegado a ningún acuerdo, pues la primera instauró el proceso el año pasado ante un Tribunal federal en San José (California).

El hecho de que Apple otorgue permiso de licencias de sus patentes de diseño a Microsoft se basa en una estrategia corporativa, según Teksler, se prohibía a Microsoft fabricar copias de sus propios dispositivos.

“No existía ningún derecho relacionado a estas patentes de diseño para fabricar clones de cualquier tipo”, dijo Teksler en su intervención.

“A juzgar por los dispositivos presentados hasta el momento, Microsoft decidió por ahora tomar su propio camino con el diseño de sus productos”.

De otro lado, autoridades de California establecieron como delito común, un robo presentado en la casa del cofundador de Apple, Steve Jobs.

Se estima que el hurto alcanzó los US$60.000.

'Nunca había recibido tantas llamadas de la gente”, dijo el vicefiscal de Santa Clara, Scott Tsui con respecto al robo cometido en la casa de Jobs.

Las autoridades ya tienen en su poder a Kariem McFarlin, quien al parecer fue quien ingresó a la casa. Fue acusado por tratar de vender los elementos que encontró en la residencia, su fianza asciende al medio millón de dólares y deberá comparecer ante el juez el próximo lunes.

“Las autoridades creen que McFarlin no sabía que había irrumpido en la casa de una figura de la tecnología y los negocios”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.