Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co Martes, 13 de diciembre de 2016

Luego de esta aprobación en el alto tribunal, el Gobierno radicó en el Congreso el primer paquete de leyes para su implementación, el cual incluye temas como amnistía, aparticipación política, justicia para la paz y lucha contra el paramilitarismo. 

El  ‘Fast Track’ o vía rápida que se aprobó en la Corte es una forma de acortar los tiempos para el trámite legislativo de las reformas constitucionales y de las leyes ordinarias que se presentarán en el tal sentido.

Según la reforma, para recibir ese tratamiento los proyectos sólo podrán ser presentados por el Gobierno y deberán acoger lo que se dice en el acuerdo del Teatro Colón. Además estas iniciativas tendrán prelación en los órdenes del día en las comisiones respectivas y en las sesiones plenarias del Senado y de la Cámara de Representantes.

La principal modificación sobre los tiempos legislativos es que las reformas constitucionales, como por ejemplo la que se presente para tramitar la justicia transicional, se podrá discutir en comisiones primeras conjuntas y sólo requerirán de una vuelta de estudio y aprobación.

De la misma forma los cambios en los proyectos sólo se podrán hacer con el aval del Gobierno Nacional, a la vez que su aprobación se hará en una votación por todo el articulado, es decir no se votará artículo por artículo como sucede en el procedimiento normal. Los tiempos de trámite entre comisiones y plenarias se mantienen en ocho días calendario. La aprobación de los proyectos en las plenarias será por separado.

Tras la aprobación de cada uno de estos proyectos, la Corte Constitucional les hará control automático, con la precisión de que para los actos legislativos, la revisión se hará sobre posibles vicios de procedimiento.

La senadora Claudia López, del partido Verde, señaló que “se debe celebrar que la Corte Constitucional haya avalado el proceso de refrendación de los acuerdos de paz reformados en el Congreso y que nos haya dado vía libre para poder realizar la implementación de esos acuerdos, es decir el tramite de las leyes y reformas para cumplirlos”.

López agregó un agradecimiento a la Corte y resaltó su autonomía y soberanía  que les permitirá “ser la generación que termine esta guerra dolorosa y construya un país en paz, gracias a los colombianos que han perseverado, han creído, han dado su opinión a favor o en contra que les permitieron cambiar los acuerdos por unos mejor”.

Por su parte el senador del Centro Democrático, Iván Duque, señaló que “la Corte le ha dado vida a lo que fue rechazado en las urnas. Ha quedado afectada la soberanía popular. permitir reformas constitucionales en pocos días, sustituye los principios deliberativos de la Constitución”. 

Facultades para Santos

La segunda columna de esta reforma constitucional que quedó vigente tiene que ver con las facultades especiales para el actual presidente de la República, las cuales existirán con la entrada en vigencia de este acto legislativo y serán por 180 días (seis meses).

Esto significa que el jefe del Estado quedó con potestad de expedir decretos con fuerza de ley para desarrollar los acuerdos de paz, siempre que estos no sean para reemplazar reformas constitucionales, leyes estatutarias, leyes orgánicas, leyes de códigos o para decretar impuestos.

Esos decretos presidenciales también tendrán control automático de parte de la Corte Constitucional, que se deberá demorar máximo dos meses en estudiarlos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.