Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla lunes, 19 de noviembre de 2018

El ingeniero fue Controller de la Ruta del Sol II desde 2010 hasta 2016

Corficolombiana respondió a los más recientes señalamientos que se han generado dentro de la investigación por presunto cohecho, en la adjudicación del contrato Ruta del Sol II. Mediante unas declaraciones a AL, señaló que no contrató directamente al ingeniero Jorge Enrique Pizano.

La empresa aclaró que la figura de controller surgió gracias a un pacto entre los accionistas que conformaron la Concesionaria Ruta del Sol. Frente al papel del controller la compañía dijo que “en el acuerdo de accionistas se creó la figura del Controller para la Concesionaria, teniendo Corficolombiana la facultad de postular el funcionario que ejercería tal cargo, para su nombramiento por parte del Presidente de la Concesionaria”.

En este punto, aclaró que el nombramiento lo realizó el presidente de la concesión y no la empresa. También recalcó que “conforme a los acuerdos, el controller debía ser una ‘persona natural de reconocido prestigio’, razón por la cual Corficolombiana postuló en su oportunidad al ingeniero Jorge Enrique Pizano”. La empresa también señaló que “Pizano inició sus labores como controller desde 2010” cuando fue nombrado por la concesión.

El papel del controller se centraba en verificar el desarrollo del proyecto. Pizano debía cerciorarse que la utilización de recursos y los contratos realizados por la compañía se acomodaran a lo definido por la ley.
Según se reportó en el testimonio de Pizano, el ingeniero le había informado a Corficolombiana sobre las presuntas coimas que la multinacional brasileña pagó al exviceministro de Transporte Gabriel Ignacio García.

La empresa admitió que en su tiempo conoció el informe presentado por el ingeniero . Sin embargo, aclaró que “ni el informe del doctor Pizano, ni ninguna otra información conocida en aquel momento permitían que, ni el doctor Pizano, ni Corficolombiana, ni persona alguna pudiera afirmar que dichos contratos y los pagos efectuados como consecuencia de éstos estuvieran relacionados a los sobornos que, en diciembre de 2016, Odebrecht confesó haber cometido para garantizar la adjudicación del contrato de concesión de Ruta del Sol II”.

El contrato entre Pizano y Corficolombiana terminó en 2016. La empresa aclaró que el vínculo finalizó “con la firma del sonado Acuerdo de Transacción, entre Odebrecht, Episol y Corficolombiana”. “En diciembre de 2016 se conocen las noticias sobre los sobornos de Odebrecht en diferentes países.

Posteriormente, el 22 de febrero de 2017 la ANI y la Concesionaria suscriben un acuerdo mediante el cual dan por terminado el contrato de concesión y luego, en octubre del mismo año, la Concesionaria entrega el corredor vial a la ANI. Por este motivo la sociedad decidió terminar su contrato de prestación de servicios en noviembre de 2017”.

El pasado 8 de noviembre, el ingeniero Jorge Enrique Pizano falleció por un infarto en el miocardio. Medicina Legal confirmó que no habían rastros de cianuro en su cuerpo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.