Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Martes, 6 de diciembre de 2016

El viernes a la 1:00 p.m. ofrecerá una conferencia de prensa en el Instituto Nobel. Aquí concederá entrevistas a medios europeos para posteriormente, a las 7:00 p.m., reunirse con el Comité Noruego del Nobel liderado por  Kaci Kullman Five.

El sábado, día en el que recibirá el Premio Nobel de Paz, su agenda comenzará con una visita al Palacio Real, donde será recibido por el Rey Harald V y la Reina Sonia. A la 1:00 p.m. (7:00 a.m.  hora Colombia), Santos se trasladará al Oslo City Hall, donde se efectuará la ceremonia de entrega del Premio. Se espera que el mandatario intervenga durante 20 minutos y la transmisión termine a las 2:30 p.m. 

Cabe recordar que el pasado siete de octubre cuando se conoció que el galardón iba a ser entregado al mandatario de los colombianos, selección que se hizo entre 376 nominaciones que incluyeron a 228 individuos y a 148 organizaciones, se indicó que  el organismo lo distinguía “por sus decididos esfuerzos para acabar con los más de 50 años de guerra civil en el país, una guerra que ha costado la vida de al menos 220.000 colombianos y desplazado a cerca de seis millones de personas”.

Luego de la ceremonia, se espera que el mandatario sostenga un encuentro a las 4:00 p.m.  con el ex secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger (Premio Nobel de Paz en 1973), y el politólogo Zbigniew Brzezinski, (Premio Nobel de Paz en 2002). Este día, terminará su agenda  a las 7:00 p.m. con un nuevo encuentro con los reyes.

Finalmente, el domingo irá al parlamento noruego, asistirá a la apertura de la exposición del Centro Nobel para la Paz y  a un concierto en su honor en el que intervendrán Juanes y el músico británico Sting. La agenda del presidente terminará el lunes cuando haga su arribo a  Estocolmo, Suecia.

La Opinión

Carlos Arias
Analista Político
“El premio Nobel es un reconocimiento histórico a que las soluciones negociadas son la única salida a los conflictos. Es la refrendación internacional al diálogo como camino único de paz”.